;

El camino de Dios: ¿opcional u obligatorio?

Description

Vivir a la manera de Dios, y no a la del mundo, debería ser lo normal.

“Para que sean intachables y puros, hijos de Dios sin culpa en medio de una generación torcida y depravada. En ella ustedes brillan como estrellas en el firmamento, manteniendo en alto la palabra de vida”, Filipenses 2:15-16

Parece suficientemente claro en la Palabra de Dios que, cuando aceptamos a Cristo como nuestro Señor, hemos de vivir por un estándar mucho más alto que el resto del mundo, no porque como cristianos hemos de ser súper piadosos o espirituales, sino simplemente porque hemos de ser normales.

La manera de Dios es la normal y no la manera del mundo, como se pudiera pensar.

Hemos de ser luces en un mundo oscuro, con el propósito expreso de llevar a otros al conocimiento de Jesús.

Lo que decimos no es suficiente. Dios requiere que "mostremos y contemos". Cuando los demás observen nuestras actitudes y nuestro comportamiento, verán a Cristo en nosotros… o no lo harán, de acuerdo a cómo actuemos. Es tan claro como eso.

Los verdaderos creyentes poseen una serenidad y gozo que viene de conocer a Cristo y vivir para Él. Y los verdaderos creyentes establecen normas para sus vidas que están en sintonía con la Palabra de Dios.

"Más yo en mi integridad andaré; redímeme, y ten piedad de mí. Sobre tierra firme está mi pie; en las congregaciones bendeciré al Señor" (Salmo 26: 11-12).

 

Lectura Bíblica Diaria:

1 Reyes 22:41-53

2 Reyes 1

2 Crónicas 19:1 - 21:3

 

Related
Nuestro Salvador resucitado
Dr. Charles Stanley
Corriendo con los Gigantes (Parte 9): Jesús
Juan Vereecken
Fe y obras
Larry Burkett
No me avergüenzo
Bayless Conley
El Ejemplo de Moisés
Primeros15
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple