El amor tiene tiempo para otros

Description

El ejemplo de Jesús debe motivarnos a amar a los demás aún sacrificando nuestro tiempo personal.

Hay una historia en Lucas 8:40-42, 49-56 que nos da una idea del amor de Jesús por los necesitados. Lucas escribe:

“Cuando Jesús regresó, la multitud se alegró de verlo, pues todos estaban esperándolo. En esto llegó un hombre llamado Jairo, que era un jefe de la sinagoga. Arrojándose a los pies de Jesús, le suplicaba que fuera a su casa, porque su única hija, de unos doce años, se estaba muriendo … Todavía estaba hablando Jesús cuando alguien llegó de la casa de Jairo, jefe de la sinagoga, para decirle: ‘Tu hija ha muerto. No molestes más al Maestro’.  Al oír esto, Jesús le dijo a Jairo: ‘No tengas miedo; cree nada más, y ella será sanada’. Cuando llegó a la casa de Jairo, no dejó que nadie entrara con él, excepto Pedro, Juan y Jacobo, y el padre y la madre de la niña. Todos estaban llorando, muy afligidos por ella. ‘Dejen de llorar —les dijo Jesús—. No está muerta, sino dormida’.  Entonces ellos empezaron a burlarse de él porque sabían que estaba muerta. Pero él la tomó de la mano y le dijo: ‘¡Niña, levántate!’. Recobró la vida y al instante se levantó. Jesús mandó darle de comer. Los padres se quedaron atónitos, pero él les advirtió que no contaran a nadie lo que había sucedido”.

Jesús se hizo el tiempo para estar con los necesitados. Aunque estaba ministrando a un gran número de personas, dejó lo que estaba haciendo y tuvo tiempo para una sola niña. Jesús mostró el corazón del Padre al ir a verla. A lo largo de su ministerio, Jesús consistentemente se hizo tiempo para las personas que lo rodeaban. Ya sea comiendo una comida con sus discípulos, yendo a la casa de Zaqueo o pasando tiempo con niños pequeños, Jesús estaba allí para los que lo rodeaban.

Dios también es así contigo y conmigo hoy. A través de la muerte de Jesús, se nos ha dado la oportunidad de conversar con Dios todo el día, todos los días. El deseo de Dios es darnos tiempo. Él considera que nuestras necesidades son importantes. El ministerio de Jesús ejemplificó el corazón de Dios para hacer tiempo para sus hijos.

Esta semana, mientras observamos lo que significa no solo ser un oyente de la palabra de Dios, sino también un hacedor, preguntémosle a Dios cómo podemos ser más como Jesús. ¿De qué manera podrías hacer tiempo para quienes te rodean hoy? ¿Elegirás pasar tiempo con alguien que lo necesite, incluso si no se ajusta a tu horario? ¿Pondrás a los que te rodean por encima de ti? Si eliges ser un hacedor de la palabra de Dios hoy, experimentarás la alegría de no vivir solo para tus propios objetivos y metas, sino por el beneficio de los demás que te rodean. Pasa un tiempo con Dios en oración hoy y pídele que te ayude a saber cuándo y cómo hacer tiempo para quienes lo necesitan.

Guía de Oración:

1. Reflexiona sobre el corazón de Jesús, que daba su tiempo a los necesitados. Elige hacer de Jesús tu ejemplo.

Todavía estaba hablando Jesús cuando alguien llegó de la casa de Jairo, jefe de la sinagoga, para decirle: ‘Tu hija ha muerto. No molestes más al Maestro’.  Al oír esto, Jesús le dijo a Jairo: ‘No tengas miedo; cree nada más, y ella será sanada’. Cuando llegó a la casa de Jairo, no dejó que nadie entrara con él, excepto Pedro, Juan y Jacobo, y el padre y la madre de la niña”–  Lucas 8:49-51

2. ¿Quién necesita que te hagas tiempo para él? Pídele a Dios que te haga recordar a alguien a quien puedes amar bien hoy.

3. ¿Cómo puedes pasar tiempo con alguien que lo necesita hoy? ¿Cómo podrías hacerte un tiempo para escuchar, ayudar o simplemente estar allí para alguien?

El amor es poderoso. Tiene el poder de guiar a alguien a Jesús, sanar un corazón herido e incluso ayudar a alguien en el camino para restaurar la relación con Dios. Vale la pena tu esfuerzo para hacer tiempo para quienes te rodean hoy. Jesús nunca perdió un minuto. Hizo todo en perfecta conformidad con la voluntad del Padre. No se lo perderá si hace tiempo para alguien hoy. Sigue el liderazgo del Espíritu Santo mientras buscas amar bien a los demás.

Lectura Complementaria: Lucas 19

Por Craig Denison

 

 

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Amor Sin Límites
Andrés Spyker
La bendición de amar a los demás
Dr. Charles Stanley
Evangelismo, enseñanza y sanidad (Parte 1)
Bayless Conley
Perdona a la persona, no a sus acciones
Primeros15
Toda una vida de amor
Primeros15
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple