El acceso

Description

Tenemos acceso directo a la presencia de Dios. No necesitamos de intermediarios.

Al hablar sobre el Lugar Santísimo, la segunda parte del tabernáculo detrás del velo donde la presencia de Dios moraba bajo el viejo pacto, Hebreos 9:7 dice:

"Pero en la segunda parte entra únicamente el sumo sacerdote, y solo una vez al año, provisto siempre de sangre que ofrece por sí mismo y por los pecados de ignorancia cometidos por el pueblo."

Solamente el sumo sacerdote podía entrar a esta parte del tabernáculo, a la presencia de Dios. Y solamente podía entrar una vez al año para ofrecer la sangre de un animal para cubrir los pecados del pueblo.

Pero vea conmigo lo que dice Hebreos 10:17–19:

"Y nunca más me acordare de sus pecados e iniquidades. Ahora bien, donde hay perdón de estas cosas, ya no hay ofrenda por el pecado. Entonces, hermanos, puesto que tenemos confianza para entrar al Lugar Santísimo por la sangre de Jesús." (LBLA)

Usted tiene acceso directo a la presencia de Dios. De hecho, Hebreos 4:16 dice: “Por tanto, acerquémonos con confianza al trono de la gracia para que recibamos misericordia, y hallemos gracia para la ayuda oportuna” (LBLA).

Usted no necesita a un sacerdote. No tiene que ir con un pastor. Usted tiene acceso inmediato y constante. De hecho, Dios no solamente le da la bienvenida, sino que Él desea que usted vaya a Su presencia.

¿Sabe una cosa? Mis hijos siempre tienen acceso directo a mi oficina, todo el tiempo. Puedo estar en una junta con las puertas cerradas cuando, de repente, las puertas se abren y “¡hola, papá! ¿No tienes nada en el frigorífico?” Ellos simplemente entran como si fuera de ellos—y sí lo es. Yo soy su padre.

Su Padre celestial es igual. Él no le va a rechazar ni le va a decir: “Lo siento pero tienes que venir a través de un ángel. No puedes hablar directamente conmigo”.

No. ¡Usted tiene acceso directo!

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Escudo de la fe: protección que el dinero no puede comprar
Pastor Rick Warren
Cuando Dios va en contra de su voluntad
John Piper
Cómo permanecer conectados
Bayless Conley
Clave #3 para la oración eficaz – orar desde el corazón
Bayless Conley
Las respuestas perfectas a nuestras oraciones
Cathy Sheraldi de Núñez
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple