Ejercitando la memoria

Description

¿Qué técnica utilizas para aprender de memoria las palabras de Dios?

“La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales”, Colosenses 3:16

Cada creyente debería aprender de memoria miles de versículos bíblicos a lo largo de su vida cristiana. Estoy segura de que todas recordamos información poco provechosa que aprendimos durante nuestros años escolares y toda nuestra vida, información que no nos es de beneficio en ningún sentido. ¿Cuántos teléfonos y direcciones conocemos? Sabemos de memoria el número de la cédula y cuenta corriente, varias claves de computadora, la vida de personajes novelísticos e intrascendentes, etc. En fin, un sinnúmero de cosas que para muy poco benefician nuestra vida.

Sin embargo, no todas estamos dispuestas a memorizar los versículos, pasajes y salmos de la Biblia. Aprender la Escritura de memoria es fundamental para el desarrollo de nuestra vida espiritual. Entre todas las disciplinas de nuestra vida, la memorización de las Escrituras debe ser la primera. Colosenses 3:16 nos invita a que: “La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros”. Noten que el deseo de Pablo es en ABUNDANCIA. La Palabra debe brotar de nuestros corazones, como un torrente abundante de conocimiento. ¿Cómo podremos enseñarnos y exhortarnos bíblicamente unas a otras y cantar himnos teológicamente adecuadas, si desconocemos la Palabra y no la guardamos en nuestro corazón?

El conocimiento de las Escrituras es básico para llenar nuestra mente con todos los nutrientes que ella nos proporciona, para estar saludables y apercibidas de las artimañas del maligno. Con ella Jesús venció al Tentador citándola correctamente en su contexto y verdadero espíritu, en contraposición con las distorsiones que les había introducido Satanás. Amadas, no hay una actividad más gratificante en la vida cristiana que memorizar las Escrituras. Se llegó a decir de Juan Bunyan, el autor del Progreso del Peregrino, conocía de memoria tanto y tanto de la Biblia, que por su sangre no corría hemoglobina sino “biblina”.

En el Salmo 119:54 David dice: “Cánticos fueron para mí tus estatutos”. Una técnica para ayudar la memoria es ponerle música a los versículos y así aprenderlos. Otra técnica es imprimirlos y ponerlos en la puerta de la habitación o la nevera para leerlos y repetirlos cada vez que los veamos.

Memorizar la Biblia nos ayuda a recordar las promesas de Dios en los momentos de aflicción. Nos ayuda a conformarnos más a la semejanza de Cristo. Nos da fuerzas contra el pecado, “En mi corazón he guardado tus dichos, para no pecar contra ti” (Salmo 119:11). Es un buen repelente para Satanás, “Resistid al diablo y huirá de vosotros” (Santiago 4:7). Nos equipa con los recursos espirituales para consolar a otros y comunicar más fácilmente el Evangelio. Y, sobre todo, nos abre el camino para deleitarnos más en nuestra comunión con Dios y con su Hijo Jesucristo.

Oración: Señor, danos convicción sobre la memorización de las Escrituras. Que tu Espíritu nos ayude a anhelarte más y a entender que tu Palabra puede sanar y renovar nuestra vida. Por Jesús, amén.

Por Carmen García de Corniel

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
La Biblia contiene tu herencia
Pastor Rick Warren
Deja que la Biblia sea la que eleve tu ánimo
Pastor Rick Warren
Cómo seleccionar un estudio bíblico
Edurne Mencía
Comunión con Dios
Primeros15
La renovación de tu mente
Primeros15
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple