Ejercicios espirituales

00:00

Description

Nuestros sentidos espirituales sólo podrán desarrollarse y llegar a la madurez en la medida que los ejercitamos.

"Pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal." – Hebreos 5:14 RVR1960

"Amado yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma" – 3 Juan 1: 2 RVR1960


Después de escuchar el devocional, medita en los siguientes puntos:

 

Esta mañana me levanté pensando...

… en que si tuviera que ponerle un nombre a esta semana la llamaría la semana de los sentidos espirituales. De la misma manera que sucede en lo físico ocurre en lo espiritual, pues luego del nacimiento los sentidos comienzan a desarrollarse a medida que se ejercitan.

1. El desarrollo natural de nuestros sentidos físicos no se da de un momento a otro, poco a poco comenzamos a ejercitarlos. Un bebé en el vientre de su madre a las 29 semanas solo reconoce la luz. Al nacer solo logra observar 20 centímetros de distancia y lo hace a blanco y negro. Es a partir de los 5 meses que el ojo humano consigue ver de manera óptima y a todo color.

2. A pesar de que a los 5 meses el recién nacido tiene el sentido de la vista desarrollado, este no logra ver más allá de lo que entiende. Es decir, aunque su vista está en óptimas condiciones su visión está limitada por la poca profundidad de su entendimiento. 

3. El alimento espiritual para desarrollar los sentidos es la oración y lectura de la Palabra. Es desde esta plataforma que se ejercitan los sentidos espirituales.

4. Nuestros sentidos pueden estar en el plano de la madurez o de la niñez; si están en el plano de la niñez solo podremos ver a una distancia de 20 centímetros. Si los ejercitamos y alcanzamos la madurez lograremos ver tan lejos como nunca. 

5. Debemos preguntarnos, ¿de qué manera estamos ejercitando nuestros sentidos? Al desarrollarlos alcanzaremos el discernimiento que necesitamos para prosperar en el mundo físico. Hagamos ejercicio mientras oramos, leemos, ayunamos y adoramos

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
La voz acusadora en mi cabeza
Paula Hendricks
Ojos velados
Itiel Arroyo
Un gusto para el espíritu
Pastor Mao
Ganas de más
Pastor Mao
Escucha atentamente
Pastor Mao
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple