;

Dios y mis oraciones

Description

Dios tiene muchas cosas para darle a Sus hijos, pero las retiene intencionalmente. ¿Por qué?

Un día, un niño intentó mover una pesada piedra, pero no la pudo mover. El padre, que lo observaba, le dijo finalmente: “¿Estás usando toda tu fuerza?”, “¡Sí!”, le respondió. “No, no lo estás haciendo”, volvió a decirle el padre, “No me has pedido que te ayude”.

La Biblia enseña una verdad de importancia crítica para la vida que muchas personas no comprenden; es esta: Dios tiene muchas cosas para darle a Sus hijos, pero las retiene intencionalmente.

Pregunta: ¿Por qué?

Respuesta: ¡Porque está esperando que Sus hijos le pidan ayuda!

Dios está interesado en su éxito físico y material, pero está mucho más interesado en el desarrollo de una relación de fe con usted. Dios considera que la secuencia Necesidad – Oración – Respuesta – Acción de gracias, es crucial para el proceso de edificación de la fe, y la usa constantemente.

Este es el modelo: “Busqué a Jehová, y él me oyó y me libró de todos mis temores. Los que miraron a él fueron alumbrados y sus rostros no fueron avergonzados” (Salmo 34:4,5). ¿Capta la premisa de la promesa? Mi Padre se preocupa por mí. Mi Padre me escucha. Mi Padre determina el momento de responder. Mi Padre me ayuda. Todo está bien. Me alegro de haber confiado en Él.

Related
La paz: el destructor de la preocupación
Pastor Rick Warren
10 formas de orar por la dirección de Dios
Edurne Mencía
La primera prioridad en la oración
John Piper
Oraciones estorbadas
Bayless Conley
Mudándose
Cristo Para Todas Las Naciones
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple