;

Dios y mi trabajo

Description

¡Lo que usted haga por Dios, grande o pequeño, realmente importa!

Muchos tenemos una visión incompleta de nuestra realidad; olvidamos que somos inmortales en Cristo, que la vida en la tierra es fugaz y nos encariñamos con las cosas.

Lo contrario es también malo: estar tan concentrados en el cielo que descuidemos y pasemos por alto la importancia de nuestra misión y trabajo aquí en la Tierra. El bautismo en la fe cristiana es también el alistamiento en la fuerza de trabajo de Dios; Él dice que somos sacerdotes reales. Dios lo llama a usted a trabajar para Él, no a matar el tiempo mientras espera el toque de trompeta de Miguel.

¡Lo que usted haga por Dios, grande o pequeño, realmente importa! El ejemplo que dé, el amor que ofrezca, la compasión que manifieste, los valores que adopte, las prioridades que establezca, las palabras que diga, la energía que utilice… son de importancia. En el mundo hay muchos que no han encontrado al verdadero Jesús, usted es el primer trocito de Jesús que ven. Muchos en su entorno amaron una vez a Jesús, pero se alejaron; su integridad y gozo en la fe podrían ser el elemento para inspirar a alguien a volver a creer.

La obra que hacen usted y otros miembros de su congregación es de vital importancia para compartir el agua de vida con viajeros sedientos y moribundos. Moisés, el gran líder de Israel, le ayuda a orar pidiendo las bendiciones de Dios para que su trabajo tenga el máximo impacto: “Sea la luz de Jehová, nuestro Dios, sobre nosotros. La obra de nuestras manos confirma sobre nosotros; sí, la obra de nuestras manos confirma” (Salmo 90:17).

Related
Si quieres crecer, necesitas a otros creyentes
Pastor Rick Warren
Plan B...
Violeta Guerra
Recuerde a quién le sirve
Mark Jeske
Propósito (Parte 3): Propósito & Perdón
Alejandro Escobedo
¿Estás unido a Jesús? 
Un Milagro Cada Día
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple