¡Dios te mira con agrado!

Description

La sangre de Jesús cambió de una vez y para siempre nuestra imagen ante Dios.

Hoy quiero compartir contigo una historia que leí hace algún tiempo. Dice así:

“María, una niña que estaba gravemente enferma, necesitaba una transfusión de sangre para poder vencer la grave enfermedad con la que estaba luchando. Su hermano pequeño, Johnny, era el mejor candidato para ser el donante de sangre. 

El médico le explicó que su hermana María tenía la misma enfermedad de la que él fue curado dos años atrás. La única esperanza que María tenía para sobrevivir era conseguir una transfusión de alguien que ya hubiese vencido esa enfermedad.

“¿Quieres darle tu sangre a tu hermana María?”, le preguntó el médico. Johnny dudó por unos instantes. Su labio inferior se puso a temblar. Luego sonrió y dijo: “Por mi hermana, ¡desde luego!”. Rápidamente los dos hermanos fueron llevados a una sala del hospital.

La enfermera insertó la aguja en el brazo de Johnny. Cuando terminaron con la extracción, su voz ligeramente temblorosa rompió el silencio: “Doctor, ¿cuándo voy a morir?”. Fue en ese momento cuando el médico comprendió por qué el niño había dudado: pensaba que al dar su sangre perdería su propia vida.”

Todos nosotros estábamos en una situación mucho más grave que la de María. ¡Fue necesario que Jesús derramase Su sangre en la cruz para que pudiésemos ser salvos! (mira 1 Pedro 1:19).

La Biblia llama a eso “expiación”. La palabra griega “Hilaskomai” (ἱλάσκομαι) significa “ser propicio, ser tranquilizado, alcanzar una opinión favorable ante alguien”. La Biblia en Hebreos 9:22 dice que la expiación tiene lugar por medio de la sangre vertida de un inocente en lugar de la del culpable.

¡Sí, querido(a) amigo(a), Dios te mira favorablemente a través de la preciosa sangre de Jesús! ¿No te dan ganas de darle gracias por el sacrificio que ha hecho por ti?

¡Gracias por existir!

Eric Célérier

 

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
La libertad espiritual
Dr. Charles Stanley
Lo que te hace feliz (Parte 3): Paz con Dios
Alejandro Mendoza
Liberación del pecado
Cristo Para Todas Las Naciones
"Simplemente perfectos"
Cristo Para Todas Las Naciones
De mucho valor
Cristo Para Todas Las Naciones
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple