Dios nunca está afanado

Description

Al contrario de los títulos de los libros más populares, no hay “Pasos Fáciles Para la Madurez”.

“Deben resistir la prueba hasta el final, para que sean mejores y puedan obedecer lo que se les ordene”, Santiago 1:4 (TLA). 

Sé paciente con Dios y contigo mismo. Una de las frustraciones de la vida es que, casi nunca, el tiempo de Dios es el mismo que el nuestro. Siempre andamos corriendo, pero Dios no. Te puedes sentir frustrado con la aparente lentitud del progreso que estás logrando en tu vida. 

Recuerda que Dios nunca tiene prisa, pero siempre llega a tiempo. Él usará todo tu tiempo de vida preparándote para tu rol en la eternidad. 

La Biblia está llena con ejemplos de cómo Dios usa un proceso largo para desarrollar el carácter, especialmente en líderes. Él usó 80 años para preparar a Moisés, incluyendo los 40 años en el exilio. Por 14,600 días Moisés estuvo esperando y preguntándose: “¿Ya es el tiempo?”, pero Dios se mantuvo diciendo: “Todavía no”. 

Al contrario de los títulos de los libros más populares, no hay “Pasos Fáciles Para la Madurez” o “Secretos para la Santidad Instantánea”. Cuando Dios quiere hacer un roble gigantesco, Él se toma cien años, pero cuando quiere hacer un champiñón, lo hace en una noche. 

Grandes personalidades se han desarrollado a través de problemas, tormentas y temporadas de sufrimiento. Sé paciente en el proceso. Santiago advirtió: “Deben resistir la prueba hasta el final, para que sean mejores y puedan obedecer lo que se les ordene”, Santiago 1:4. 

No te desanimes. Cuando Habacuc se deprimió porque pensó que Dios no estaba actuando lo suficientemente rápido, Dios le contestó: “Esta visión es para un tiempo futuro. Describe el fin, y este se cumplirá. Aunque parezca que se demora en llegar, espera con paciencia, porque sin lugar a dudas sucederá. No se tardará”, Habacuc 2:3 (NTV). 

Recuerda lo lejos que has llegado y no te enfoques en cuánto más tendrás que avanzar. No estás donde quisieras, pero tampoco estás donde acostumbrabas estar. Dios no ha terminado contigo, así que prosigue hacia adelante. ¡Aún el caracol llegó al arca con perseverancia!

Reflexiona sobre esto: 

- ¿Cuáles son algunas lecciones que has aprendido cuando Dios ha retrasado algo en tu vida?

- ¿Qué crees que Dios quiere que hagas cuando te desanimas con “Su tiempo”?

- ¿Cómo puedes demostrar paciencia con otros, así como Dios te ha tenido paciencia? ¿Cómo puedes animar a las personas en su crecimiento espiritual?

 

Para más recursos en español de Esperanza Diaria, haz clic aquí. 

Este devocional ©2016 por Rick Warren. Todos los derechos reservados. Usado con permiso.

 

Related
Jesús convierte la desesperanza en esperanza sin fin
Pastor Rick Warren
Dios entiende que no puedes cambiar de la noche a la mañana
Pastor Rick Warren
Dios nos hace crecer un paso a la vez
Pastor Rick Warren
Dios está listo para llevarte a la arena
Pastor Rick Warren
Si estás muy ocupado para Dios, entonces estás muy ocupado
Pastor Rick Warren
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple