Dios nos hace crecer un paso a la vez

Description

En este devocional Rick Warren nos ayuda a entender por qué Dios se toma Su tiempo para cambiarnos y hacernos crecer.

“Se les enseñó a dejar atrás la forma de vida que llevaban antes. Ese viejo ser va de mal en peor por los deseos engañosos. Aprendieron a renovar su forma de pensar por medio del Espíritu, y a revestirse del nuevo ser que Dios creó a su imagen para que practique la justicia y la santidad por saber la verdad”, Efesios 4:22-24 (PDT). 

Aunque Dios pudiera transformarnos en un instante, Él ha escogido desarrollarnos lentamente. Deliberadamente, Jesús desarrolló a sus discípulos de la misma manera en que Dios permitió que los Israelitas tomaran la Tierra Prometida, “poco a poco”, para que no se agobiaran. (Deuteronomio 7:22). Él prefiere trabajar en nuestras vidas paso a paso. 

¿Por qué toma tanto tiempo cambiar y crecer? Existen muchas razones: 

Aprendemos lentamente. Muchas veces tenemos que re-aprender una lección 40 o 50 veces para realmente entenderla. Los problemas continúan y pensamos, “¡No, otra vez! ¡Ya lo habíamos aprendido!” Pero Dios conoce todas las cosas. La historia de Israel ilustra qué tan rápido olvidamos las lecciones que Dios nos enseña y qué tan pronto volvemos a nuestros viejos patrones de comportamiento. Necesitamos repetir experiencias.

Tenemos mucho que borrar de nuestra memoria. Dado que muchos de nuestros problemas -y todos nuestros malos hábitos- no se desarrollaron de la noche a la mañana, es ilógico esperar que desaparezcan inmediatamente. No existe una píldora, oración, o principio que instantáneamente quite el daño de tantos años. Requiere de trabajo duro para poder reemplazar o remover cosas. La Biblia lo llama “dejar morir el viejo hombre” y “dejar crecer el nuevo hombre” (Romanos 13:12; Efesios 4:22-24; Colosenses 3:7-10, 14). 

A menudo el crecimiento es doloroso y aterrador. No existe crecimiento sin cambio; no existe cambio sin miedo o pérdida; y no existe pérdida sin dolor. Todo cambio requiere de la pérdida de algo. Le tememos a estas pérdidas, incluso si nuestras viejas costumbres eran contraproducentes, porque, como un par de zapatos desgastados, eran cómodos y familiares para nosotros. 

Los Buenos hábitos toman tiempo para desarrollarse. Recuerda que tu carácter es la suma total de tus hábitos. No puedes decir que eres amable a menos que habitualmente seas amable. Tus hábitos definen tu carácter. 

Solamente hay una manera de desarrollar los hábitos del carácter de Jesucristo: ¡Debes practicarlos – y eso requiere de tiempo! No existen los hábitos instantáneos. 

Pablo instó a Timoteo, “Sé diligente en estos asuntos; entrégate de lleno a ellos, de modo que todos puedan ver que estás progresando”, 1 Timoteo 4:15 (NVI).

Reflexiona sobre esto: 

  • ¿Por qué crees que Dios permite que pasemos por el dolor y la pérdida mientras crecemos espiritualmente?
  • ¿Qué mal hábito en tu vida ha sido difícil de cambiar?
  • ¿Qué necesitas practicar todos los días para poder desarrollar el carácter de Jesucristo?

 

Para más recursos en español de Esperanza Diaria, haz clic aquí

Este devocional ©2016 por Rick Warren. Todos los derechos reservados. Usado con permiso.

 

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Cambiar requiere el Espíritu Santo
Pastor Rick Warren
Cambiar requiere apoyo de una comunidad honesta
Pastor Rick Warren
Jesús convierte la desesperanza en esperanza sin fin
Pastor Rick Warren
Crecer espiritualmente: reemplazar viejos hábitos con nuevos
Pastor Rick Warren
No desperdicies tu dolor
Pastor Rick Warren
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple