Dios intercambia nuestras cargas por su paz

Description

Hoy Dios te ofrece su paz si te tomas un tiempo para alinearte él y con la enseñanza de Jesús.

Pasaje Bíblico: “Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso. Carguen con mi yugo y aprendan de mí, pues yo soy apacible y humilde de corazón, y encontrarán descanso para su alma. Porque mi yugo es suave y mi carga es liviana” – Mateo 11:28-30

La Biblia describe un gran intercambio: nuestras cargas a cambio de la paz de Dios. Jesús dijo en Mateo 11: 28-30: “Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso. Carguen con mi yugo y aprendan de mí, pues yo soy apacible y humilde de corazón, y encontrarán descanso para su alma. Porque mi yugo es suave y mi carga es liviana”. Tienes un Dios que te ama tanto que se ofrece a quitarte las cargas de tus propios hombros, colocarlas sobre las de él y darte a cambio la paz. ¿Dónde se sientes pesada tu vida? ¿En qué aspecto te sientes enterrado bajo las cargas del mundo? Hoy Dios te ofrece su paz si te tomas un tiempo para alinearte él y con la enseñanza de Jesús.

En Mateo 11, Jesús nos presenta una imagen de dos animales que comparten la carga de trabajar juntos. Lo que Jesús quiere mostrar aquí hace referencia a someternos a su enseñanza. Él nos pide: “Carguen con mi yugo y aprendan de mí, pues yo soy apacible y humilde de corazón, y encontrarán descanso para su alma”. No nos está pidiendo simplemente que le echemos nuestra carga, sino que también nos humillemos y nos sometamos a su enseñanza. Si estamos dispuestos a estar por debajo de él como nuestro Maestro, entonces ya no llevaremos la carga de descubrir la vida por nuestra cuenta y en libertad podremos vivir la vida bajo el poder y la influencia del Espíritu Santo.

¿Alguna vez te has sentido solo en lo que estás haciendo? ¿Alguna vez siente que la paz es un objetivo inalcanzable, bloqueado muchas capas de trabajo que necesitas superar primero? El plan de Dios es diferente al plan del mundo. El mundo dice que solo puedes tener paz cuando has completado el trabajo, te has convertido en el mejor o has obtenido la aprobación del hombre. Dios te dice que dejes de trabajar en tu propia fuerza, te aferres a su enseñanza y te liberes de todo el estrés y la presión del mundo. 1 Pedro 5:7 dice: “Depositen en él toda ansiedad, porque él cuida de ustedes”. Tienes un Dios que se preocupa por ti. Él sabe que la sociedad te dice que trabajes y te preocupes por ciertas cosas, pero él te ofrece el refugio de su paz.

Sirves a un Dios que no quiere que vivas ni un solo día cargado. Todos los días, puedes despertarte y elegir unirte a tu Padre celestial y su palabra. Proverbios 3: 5-6 dice: “Confía en el Señor de todo corazón, y no en tu propia inteligencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él allanará tus sendas”. Alinea tu mente con lo que dice acerca de ti, rechazando cualquier otra opinión que no sea la de él. Alinea tu día con la guía del Espíritu de Dios, y recibe la unción y el poder que él anhela llevar a cada situación.

Dios dice: “Mi yugo es suave y mi carga es liviana”. Si hoy eliges a Dios y dejas atrás la forma en la que has hecho las cosas en el pasado, si decides obedecer su palabra, entonces encontrarás descanso para tu alma. ¿Qué área de tu vida necesita descansar hoy? ¿En qué partes de tu corazón necesitas la paz y el reposo de Dios? Él está esperando en este momento para reunirse contigo, para ofrecerte su yugo. Deja que él tome tus cargas, miedos y estrés. Nuestro marco frágil no estaba destinado para soportar tal presión. Entra en la enseñanza de Dios hoy, alinea tu pensamiento con el de él y deja que las preocupaciones del mundo caigan mientras vives a la luz de la enseñanza de Jesús.

Guía de Oración:

1. Reflexiona sobre tu vida por un minuto. ¿En qué áreas necesitas la paz de Dios hoy? Podría ser en tu forma de pensar, tu apariencia, amigos, familia, trabajo, cualquier cosa por la que te sientas agobiado.

2. Ahora ofrece esa área de tu vida a Dios y pídele su opinión. Escucha a Dios y deja que te diga lo que piensa de ti. Busca versículos que revelen su enseñanza sobre el tema.

3. Medita en la Biblia o en lo que Dios dijo con respecto al área en la que necesitas paz. Deja que su paz inunde esa área de tu vida. Sométete a su palabra. Cree que él ve las cosas con sinceridad. Todo lo que Dios dice es verdad.

“Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso. Carguen con mi yugo y aprendan de mí, pues yo soy apacible y humilde de corazón, y encontrarán descanso para su alma. Porque mi yugo es suave y mi carga es liviana” – Mateo 11:28-30

Sujétate a la enseñanza de Jesús hoy. Deja que su palabra sea tu refugio en un mundo lleno de opiniones. Vivir unido a Dios, ser obediente a su palabra, es la mejor manera de recorrer el camino que Dios nos propone para una vida abundante. Cada día vendrán ataques a tu vida. Pero todos los días Dios ha provisto la verdad que necesitas en su palabra para combatir esos ataques. Escoge la palabra de Jesús hoy, camina en obediencia a ella y experimenta el descanso de Dios para tu alma.

Lectura Complementaria: Mateo 11

Por Craig Denison

 

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Pero los que esperan en Dios...
Aviva Nuestros Corazones
Problemas hechos a la medida
Cathy Sheraldi de Núñez
Por un poco de tiempo
Bayless Conley
Deje de preocuparse
Bayless Conley
El camino a la madurez
Bayless Conley
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple