¡Dios hace milagros "paradójicos"!

Description

Cuando parece que no hay solución, ¡es cuando Dios puede hacer un milagro! 

En los próximos días, vamos a analizar más de cerca 7 aspectos de la vida de Jesús que nos permitirán profundizar más en quién es Él, y en cómo quiere obrar en nuestras vidas. ¿Estás listo(a)? ¡Comencemos!

¿Sabes qué es una paradoja? El diccionario Larousse define este término como “ser, cosa o hecho que parecen desafiar a la lógica, al presentar aspectos contradictorios”. Pues bien, me gustaría empezar esta serie de mensajes reflexionando sobre la “paradoja” del nacimiento de Jesús.

¿Has reflexionado alguna vez hasta qué punto la venida de Jesús a este mundo fue milagrosa? Su nacimiento fue anunciado cerca de 7 siglos antes por el profeta Isaías. Es lo que leemos en la Biblia: “Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel” (Isaías 7:14).

“La virgen concebirá…” ¡Que declaración tan increíble! Era imposible para María poder dar a luz en el momento en el que lo hizo, ya que era virgen. ¡Y, sin embargo, María llevó vida en su seno! María fue capaz de traer vida a este mundo cuando era humanamente imposible, gracias a la intervención del Espíritu Santo. Y el fruto de esta concepción milagrosa fue Jesús, Dios hecho hombre. ¡Un hombre cuya vida ha cambiado y sigue cambiando la vida de millones de personas en el mundo!

Quizá te preguntes por qué me estoy enfocando hoy en el nacimiento de Jesús, y este es el motivo: porque el Señor trabaja también de forma paradójica en nuestra vida. Al igual que María experimentó este milagro contra todo pronóstico, Dios hace lo mismo muchas veces en nuestra vida.

Quizá sientes que tu vida no está produciendo el fruto que debería o que te gustaría. Tal vez pienses en tu corazón que eres un caso perdido, que nunca conseguirás cambiar esas cosas, y que tu vida está estancada. Puede ser que los que te rodean también alimenten este tipo de sentimientos en tu vida, haciéndote sentir como un “don nadie”. 

Querido(a) amigo(a), si te sientes así, tengo buenas noticias para ti: ¡eres el(la) candidato(a) perfecto(a) para experimentar un milagro! Cuando parece que no hay solución, ¡es cuando Dios puede hacer un milagro! 

Te quiero animar a poner tus ojos en Jesús en este día. Cuando Él vino al mundo, se abrieron las puertas del Cielo para que lo milagroso y sobrenatural pueda manifestarse en tu vida aquí y ahora. ¡Créelo!

Te invito a que le abras ahora tu corazón a Dios a través de esta oración: “Padre, a veces pienso que no voy a conseguir nada en esta vida. Al igual que con María, creo que puedes hacer un milagro en mí, para que mi vida empiece a producir más y más fruto en todas las áreas. Creo que hoy Tú derribas las barreras y todo lo que quiere frenar Tu obra en mi vida. Padre, muéstrame qué quieres que haga, mientras obras este milagro en mi vida. ¡Que mi vida te glorifique! En el Nombre de Jesús. Amén”.

¡Sé bendecido, mi querido(a) amigo(a)!

Gracias por existir,
Éric Célérier

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
A Dios sí le importa
Bayless Conley
He Caminado Sobre El Mar
Su Presencia
Dale el control de nuevo al Señor
Un Milagro Cada Día
Señor, ¿dónde estás?
Un Milagro Cada Día
¡No temas a nada!
Un Milagro Cada Día
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple