Dios está trabajando mientras estás esperando

Description

No hay montaña tan alta que Él no pueda mover. No hay problema tan grande que Dios no pueda resolver.

“En Dios he puesto mi esperanza; con toda el alma confío en él, pues confío en sus promesas”, Salmos 130:5 (TLA). 

Dios quiere que esperes pacientemente por Su respuesta a tu oración, pero también quiere que esperes expectante. Que tengas fe. Confía que Dios escucha y responde. Cuando esperas expectante, le demuestras a Dios que crees en sus promesas. Que crees que Él va a mantener Su palabra. 

A Daniel Boone, el legendario colonizador y cazador americano, se le preguntó una vez, “¿Alguna vez te has perdido?” Él contestó, “No, Nunca me he perdido. En ocasiones me he desorientado hasta por semanas, pero nunca he estado perdido”. 

Algunos de ustedes se sienten desorientados en este momento. Has estado desorientado sobre tu matrimonio: “Estoy orando para que mejore, pero no mejora”. Estás desorientado sobre tu carrera o profesión: “¿Sigo adelante o cambio de trabajo?” Estás desorientado sobre tus relaciones. Te puedes sentir debilitado y desesperado, como si no pudieras hacer nada con tus propias fuerzas para cambiar tu situación. Estás desconcertado. 

¡No te desanimes! ¡No te rindas! Busca. Ponte a orar. He tenido muchas, muchas peticiones en mi vida por las que he orado a Dios que nunca han sido contestadas. Puedo pensar en una oración que he orado casi a diario por 24 años y no ha sido contestada. No sé por qué Dios no ha decidido responder esa oración y no lo entiendo. Pero he decidido esto: No importa si Dios responde o no esa oración, yo voy a creer en Sus promesas hasta la muerte. Porque Dios es un buen Dios y Él sabe lo que es mejor, aun cuando yo no lo entienda. 

Cuando Dios no responde tus oraciones necesitas recordar un par de verdades muy importantes. Primero, Dios está en control y tú no. Él conoce mejor que tú lo que necesitas. No hay montaña tan alta que Él no pueda mover. No hay problema tan grande que Dios no pueda resolver. No hay tristeza tan profunda que Él no pueda aliviar. Dios está en control y Él tiene un plan. 

La segunda cosa que debes recordar es que no importa si recibes o no respuesta, Dios honrará tu paciencia –si no te responde en este mundo, lo hará en la eternidad. 

“Yo pongo toda mi esperanza en el SEÑOR; mi alma espera en él, confío en su palabra”, Salmos 130:5 (PDT).

Reflexiona sobre esto: 

  • ¿Cuáles promesas de Dios puedes reclamar mientras esperas que Él responda a tus oraciones?
  • ¿Cómo ha demostrado Dios Su fidelidad hacia ti en el pasado?
  • ¿Qué esperas que Dios haga en tu vida? ¿Cómo tus expectativas reflejan Su grandeza?


Para más recursos en español de Esperanza Diaria, haz clic aquí. 

Este devocional ©2016 por Rick Warren. Todos los derechos reservados. Usado con permiso.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Orar en las crisis
Dr. Charles Stanley
En sus marcas, listos — espera
Pastor Rick Warren
La paz: el destructor de la preocupación
Pastor Rick Warren
¿Por qué seguir orando cuando no hay respuesta?
Pastor Rick Warren
No te rindas en tu crecimiento
Pastor Rick Warren
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple