;

Dios escucha

Description

No hay nada más frustrante que sentir que no nos escuchan. Tranquilo, con Dios no pasa eso.

Una de las experiencias más exasperantes que conoce el hombre es tratar de comunicarle algo importante a alguien que no está escuchando. “No me estás escuchando” es una queja que oyen miles de niños, dicha por padres frustrados y por miles de esposas y esposos también frustrados. Detrás de esa queja hay puro temor: temor a que los hijos van a desoír nuestro obsoleto consejo, temor a que los esposos piensen que las esposas son demasiado torpes para tomarlas en serio.

Y es terrible el temor de que nuestras oraciones caigan al suelo sin haber sido escuchadas, sin que se hayan abierto. ¿Qué pasa si Dios piensa que somos demasiado torpes para que él nos tome en serio, o que nuestras necesidades, esperanzas y deseos sean demasiado triviales para que le importen al gran Rey?

¡Todo lo contrario! Jesús le dijo una vez a los creyentes que a Dios le agrada escuchar las oraciones de su pueblo y que desea ardientemente ayudarles en sus necesidades: “Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá, porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá” (Mateo 7:7,8). ¿Podría ser más claro? Pregunte lo que quiera! (Psst—recuerde—¡él lo ama!)

Related
La oración efectiva
Dr. Charles Stanley
Clave #8 para la oración eficaz – el perdón
Bayless Conley
Aprender a orar
Alex Sampedro
Viendo a Dios como nuestro Padre
Primeros15
Mudándose
Cristo Para Todas Las Naciones
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple