Dios es nuestro proveedor

Description

Mientras no experimentemos tanto la bondad como el poder de nuestro Padre celestial, la verdad de su provisión solo se sentirá como un principio teológico.

Pasaje Bíblico: “Así que mi Dios les proveerá de todo lo que necesiten, conforme a las gloriosas riquezas que tiene en Cristo Jesús”. Filipenses 4:19

En Mateo 6:25-33 Jesús dice:

“Por eso les digo: No se preocupen por su vida, qué comerán o beberán; ni por su cuerpo, cómo se vestirán. ¿No tiene la vida más valor que la comida, y el cuerpo más que la ropa? Fíjense en las aves del cielo: no siembran ni cosechan ni almacenan en graneros; sin embargo, el Padre celestial las alimenta. ¿No valen ustedes mucho más que ellas? ¿Quién de ustedes, por mucho que se preocupe, puede añadir una sola hora al curso de su vida? ¿Y por qué se preocupan por la ropa? Observen cómo crecen los lirios del campo. No trabajan ni hilan; sin embargo, les digo que ni siquiera Salomón, con todo su esplendor, se vestía como uno de ellos. Si así viste Dios a la hierba que hoy está en el campo y mañana es arrojada al horno, ¿no hará mucho más por ustedes, gente de poca fe? Así que no se preocupen diciendo: ‘¿Qué comeremos?’ o ‘¿Qué beberemos?’ o ‘¿Con qué nos vestiremos?’. Los paganos andan tras todas estas cosas, pero el Padre celestial sabe que ustedes las necesitan. Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas”.

Tu Padre celestial es el Gran Proveedor de toda la tierra. Él da la lluvia cuando la tierra necesita refrescarse. Él llama al sol desde su escondite cuando la tierra necesita calor. Él les da a los animales su comida, a las flores su belleza, a las aves su refugio y a ti y a mí todo lo que necesitamos.

Adoramos a un Dios que es amoroso y poderoso a la vez. Él es tanto omnipotente como omnipresente. Él es bueno y capaz a la vez. Si no lo fuera, nos veríamos obligados a valernos por nosotros mismos y a luchar por lo que él ha prometido proveer. Si él solo fuera bueno, no estaríamos seguros de la provisión que proporciona su poder. Y si él solo fuera capaz, temeríamos que no tuviera deseos de proveer. Pero Dios es nuestro Padre celestial que sabe lo que necesitamos y anhela dárnoslo en medidas excesivas. Él es nuestro Creador y Sustentador, Señor de todo y Señor en todo.

Entonces, ¿por qué temes por tus necesidades? ¿Por qué te estresas por las cosas básicas de esta vida mientras tu Padre celestial está sentado en su trono? Lo cierto es que mientras no experimentemos por nosotros mismos tanto la bondad como el poder de nuestro Padre celestial, la verdad de su provisión solo se sentirá como un principio teológico. Mientras no experimentemos de primera mano el carácter y la provisión de nuestro Dios, el miedo permanecerá.

1 Juan 4:17-18 dice: “En el amor no hay temor, sino que el amor perfecto echa fuera el temor. El que teme espera el castigo, así que no ha sido perfeccionado en el amor”. Dios anhela perfeccionarte en su amor hoy. Él anhela guiarte a un encuentro con su bondad y poder. Él anhela establecer su fidelidad como una base sobre la cual puedas vivir en fe. Que con la ayuda de la guía de oración hoy puedas tener un encuentro transformador con el Espíritu Santo que te libere del miedo y las luchas.

Guía de Oración:

1. Medita en las promesas de provisión de Dios. Permite que la Biblia renueve tu mente y transforme la forma en que actúas, piensas y sientes.

“Pidan, y se les dará; busquen, y encontrarán; llamen, y se les abrirá. Porque todo el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que llama, se le abre. ¿Quién de ustedes, si su hijo le pide pan, le da una piedra? ¿O si le pide un pescado, le da una serpiente? Pues si ustedes, aun siendo malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más su Padre que está en el cielo dará cosas buenas a los que le pidan!”. Mateo 7:7-11

“Así que mi Dios les proveerá de todo lo que necesiten, conforme a las gloriosas riquezas que tiene en Cristo Jesús”. Filipenses 4:19

“Por eso les digo: No se preocupen por su vida, qué comerán o beberán; ni por su cuerpo, cómo se vestirán. ¿No tiene la vida más valor que la comida, y el cuerpo más que la ropa? Fíjense en las aves del cielo: no siembran ni cosechan ni almacenan en graneros; sin embargo, el Padre celestial las alimenta. ¿No valen ustedes mucho más que ellas? ¿Quién de ustedes, por mucho que se preocupe, puede añadir una sola hora al curso de su vida? ¿Y por qué se preocupan por la ropa? Observen cómo crecen los lirios del campo. No trabajan ni hilan; sin embargo, les digo que ni siquiera Salomón, con todo su esplendor, se vestía como uno de ellos. Si así viste Dios a la hierba que hoy está en el campo y mañana es arrojada al horno, ¿no hará mucho más por ustedes, gente de poca fe? Así que no se preocupen diciendo: ‘¿Qué comeremos?’ o ‘¿Qué beberemos?’ o ‘¿Con qué nos vestiremos?’. Los paganos andan tras todas estas cosas, pero el Padre celestial sabe que ustedes las necesitan. Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas”. Mateo 6:25-33

2. ¿En qué áreas tienes miedo en cuanto a la provisión? ¿En qué te estás esforzando por lo que Dios ya ha prometido darte? ¿A qué aspectos de tu vida Dios quiere traer paz hoy?

3. Tómate un tiempo para permitir que Dios te revele su bondad y poder. Pídele al Espíritu Santo que te guíe a un encuentro con todo lo que Dios es. Permite que la Biblia les hable a tus circunstancias para que puedas vivir hoy de acuerdo con las promesas de Dios.

No importa la edad que tengamos, Dios seguirá siendo nuestro Padre. Nunca tenemos que estar lejos de su perfecta provisión. Nunca tenemos que salir fuera de su guía y amor. Él siempre será nuestro Buen Pastor, siempre será nuestro Sustentador y siempre será nuestro Padre celestial que provee. Nunca dudes de la bondad y el poder de tu Dios. Descansa en sus promesas y continúa creciendo en tu conocimiento de quién es él descansando en su presencia. Que experimentes hoy la abundante provisión de tu amoroso Padre celestial.

Lectura Complementaria: Mateo 6

Por Craig Denison

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Ganando la guerra en tu interior
Pastor Rick Warren
Verdaderamente libres
Maestras del Bien
Gozo en medio del dolor
John Piper
Tan cierto como su Hijo
John Piper
3 pasos para recibir un milagro
Andrés Corson
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple