Dios el dador de valentía

Description

El amor de Dios tiene el poder de expulsar toda fuente de inseguridad y temor que te acose.

Pasaje Bíblico: “Pon tu esperanza en el Señor; ten valor, cobra ánimo; ¡pon tu esperanza en el Señor!” – Salmo 27:14

Tu porción como hijo del Dios Altísimo es una vida llena de valor y coraje. El Señor desea tomar lo que te atemoriza y llenarte de una valentía enraizada en la verdad de su palabra. Abre tu corazón y tu mente hoy para recibir sanación y transformación en las áreas en las que tienes temor, inseguridad y dudas. Permite que Dios entre y haga una obra poderosa que te libere para poder vivir con alegría, seguridad y valor.

En Dios tenemos una fuente constante de valentía. Isaías 43:2-3 dice: “Cuando cruces las aguas, yo estaré contigo; cuando cruces los ríos, no te cubrirán sus aguas; cuando camines por el fuego, no te quemarás ni te abrasarán las llamas. Yo soy el Señor, tu Dios, el Santo de Israel, tu Salvador”. Tu Padre celestial está siempre contigo. Él nunca te dejará ni te abandonará, y en cada situación, prueba y problema, él tiene un plan perfecto para guiarte hacia un estilo de vida de fortaleza, valor y paz.

1 Juan 4:18 dice: “En el amor no hay temor, sino que el amor perfecto echa fuera el temor”. El amor de Dios tiene el poder de expulsar toda fuente de inseguridad y temor que te acose. Su presencia amorosa llena cada grieta de nuestros corazones, saciando y sanando todos nuestros anhelos y heridas. Su Espíritu dice la verdad en las áreas en que las mentiras y las perspectivas erróneas nos han alejado de la vida como hijos e hijas del Rey. Su palabra sigue siendo un recordatorio constante del poder y la libertad disponibles para aquellos que confían en su Dios en lugar de en sus propios sentimientos de debilidad e inseguridad.

Romanos 8:15 dice: “Y ustedes no recibieron un espíritu que de nuevo los esclavice al miedo, sino el Espíritu que los adopta como hijos y les permite clamar: ‘¡Abba! ¡Padre!’”. La muerte de Cristo te trajo un nuevo Espíritu, y es en ese Espíritu que ahora estamos llenos de nueva identidad, nuevo propósito y nueva perspectiva. Cuando te encuentres en una situación que normalmente te llenaría de miedo, invoca el poder del Espíritu y pídele que te llene con una visión fresca, fuerza y ​​valor. Renueva tu mente en base a la verdad de que ya no eres un ciudadano de este mundo y de que no estás sujeto a las emociones, los miedos, las dudas y las inseguridades que vienen con él. Ahora eres hijo del Creador omnipotente, omnipresente y totalmente amoroso.

David escribió en el Salmo 34:4: “Busqué al Señor, y él me respondió; me libró de todos mis temores”. Que hoy puedas buscar el rostro de tu Padre celestial para hallar toda la sanidad y la liberación que él anhela darte, y que puedas hallarte a ti mismo liberado de los miedos e inseguridades que te han retenido durante tanto tiempo.

Guía de Oración:

1. Medita en tu nueva porción como hijo de Dios. Renueva tu mente según la verdad de la valentía y la seguridad disponibles para ti en Cristo.

“Pues Dios no nos ha dado un espíritu de timidez, sino de poder, de amor y de dominio propio”.         2 Timoteo 1:7

“Y ustedes no recibieron un espíritu que de nuevo los esclavice al miedo, sino el Espíritu que los adopta como hijos y les permite clamar: ‘¡Abba! ¡Padre!’”. Romanos 8:15

2. Reflexiona sobre tu vida. ¿Qué situaciones te llenan de inseguridad y miedo? ¿Qué persona, herida pasada o mentira te ha dejado paralizado o asustado? ¿En qué áreas hoy necesitas el coraje y la valentía de Dios?

3. Descansa en la presencia de Dios y permite que su amor arroje afuera el miedo y te llene de valor y verdad.

“En el amor no hay temor, sino que el amor perfecto echa fuera el temor”. 1 Juan 4:17-18

“Cuando cruces las aguas, yo estaré contigo; cuando cruces los ríos, no te cubrirán sus aguas; cuando camines por el fuego, no te quemarás ni te abrasarán las llamas. Yo soy el Señor, tu Dios, el Santo de Israel, tu Salvador”. Isaías 43:2-3

“Busqué al Señor, y él me respondió; me libró de todos mis temores”.  Salmo 34:4

Que tengas una nueva visión de la abundante valentía que hay disponible para ti en Dios. Que puedas perseguir de todo corazón la transformación que Dios anhela hacer en ti. No te conformes con menos de lo que Dios desea para ti. En su lugar, busca apasionadamente esa vida abundante por la que Cristo murió. Encuentra hoy coraje, esperanza y plenitud en la cercanía y el amor de tu Padre celestial.

Lectura Complementaria: Romanos 8

Por: Craig Denison

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Aquel que nos alienta
Dr. Charles Stanley
En sus marcas, listos — espera
Pastor Rick Warren
Cuando dependemos de Dios
Alejandro Escobedo
En Tu Majestad
Su Presencia
Levántate y sigue
Pastor Mao
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple