;

Dios cuida de mí

Description

El mismo Dios de Elías, a quien le enviaba cuervos para llevarle la comida, es el Dios que tenemos y que promete el mismo cuidado.

“Echando toda vuestra ansiedad sobre Él, porque Él tiene cuidado de vosotros”, 1 Pedro 5:7

Nací en un hogar cristiano. Mi padre nos levantaba muy temprano, antes de ir a la escuela, para celebrar el “Altar Familiar”. Con su trabajo de carpintería nos sostenía a mí y a mis cuatro hermanos. Nunca recuerdo que faltara comida en la casa, pero un día esto cambió. Imagino que mi padre estaría preocupado, aunque nunca lo manifestó.

Al terminar nuestro tiempo devocional, alguien tocó a la puerta. Era un señor que hacía tiempo había tomado prestado un dinero a mi padre y quería pagarle esa deuda. Mi padre ya había dado el dinero por perdido.

Este señor, con lágrimas en sus ojos, pidió perdón y explicó que no había regresado por la vergüenza de no poder pagar. Entonces mi padre nos explicó que el Señor había contestado su oración, pues en la casa no teníamos nada para comer ese día.

El mismo Dios de Elías, a quien le enviaba cuervos para llevarle la comida, de igual manera envió los cuervos a mi casa para llevarla también. Hoy en día el Señor sigue haciendo milagros, “Porque el Señor es el mismo hoy, ayer y por los siglos” (Hebreos 13:8). Si tiene ese cuidado conmigo y mi familia, ¿no lo tendrá contigo también?

Oración: Señor, ayúdame a confiar plenamente en que tú suplirás en tu momento cualquier necesidad que tengamos. En el nombre de Jesús, amén.

Por Elizabeth de Pérez

Related
Fortalécete en el Señor
Edurne Mencía
La recompensa por la paciencia
John Piper
No estás sola: Encontrando a Dios en nuestro quebrantamiento
Ama a Dios Grandemente
Siéntate un momento conmigo
Un Milagro Cada Día
Las talentosas manos de un alfarero
Cristo Para Todas Las Naciones
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple