Dios como nuestro guía en la vida

Description

Estamos hechos para escuchar la voz de nuestro Padre y vivir de acuerdo con la dirección perfecta de la Biblia.

No fuiste creado para forjar tu camino a través de esta vida solo. Tu Padre celestial anhela ser un guía a lo largo de todas las idas y vueltas de tu vida. Él anhela pastorearte a pastos más verdes y aguas más tranquilas, quiere protegerte y proveer para ti. Desea llevarte a una vida con más plenitud de gozo, paz y propósito que cualquier otro tipo de vida que puedas descubrir por tu cuenta.

Proverbios 3:5-6 dice: “Confía en el Señor de todo corazón, y no en tu propia inteligencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él allanará tus sendas”. Permitir que el Señor se establezca como tu guía comienza con un compromiso de confianza. Dios no puede guiarte hacia donde no lo vas a seguir. A menos que vivas la vida con tu corazón orientado hacia la obediencia continua, no podrás seguir a tu Padre hacia todas las maravillas que tiene para ti.

El Salmo 32:8-9 dice: “Yo te instruiré, yo te mostraré el camino que debes seguir; yo te daré consejos y velaré por ti. No seas como el mulo o el caballo, que no tienen discernimiento, y cuyo brío hay que domar con brida y freno, para acercarlos a ti”. Debemos cultivar un hambre constante por la instrucción y el consejo del Señor. El plan de Dios no es guiarte como un caballo o una mula, haciéndote vivir una vida sin propósito ni entendimiento. Él desea enseñarte y revelarte su voluntad para que puedas vivir bajo su guía e influencia.

Fuimos creados para ser hijos del Espíritu y de la palabra. Estamos hechos para escuchar la voz de nuestro Padre y vivir de acuerdo con la dirección perfecta de la Biblia. Juan 4:24 dice: “Dios es espíritu, y quienes lo adoran deben hacerlo en espíritu y en verdad”. El Espíritu Santo desea hablarte directamente acerca de tu vida. Él anhela guiarte a través de cada circunstancia al tocar tu espíritu y hablarle a tu corazón. Desea darte la revelación que necesitas sobe las palabras de la Biblia que él inspiró divinamente. Dios te ha dado una gran oportunidad de ser guiado en forma perfecta. Él te proporcionó todo lo que necesitas para pasar la vida con él como tu guía. Todo lo que queda es que confíes en él, mantengas tu corazón abierto y lo sigas obedientemente en respuesta a su fidelidad y amor.

Tómate un tiempo en la oración guiada para pedir su guía. Pídele al Espíritu Santo que te transforme en un hijo rápido para escuchar y seguir su guía. Pídele que te dé revelación a través de su palabra para que seas un hijo lleno de entendimiento. Que hoy puedas satisfacer el deseo de tu Padre que desea guiarte bien.

Guía de Oración:

1. Medita en el deseo de Dios de guiarte por su Espíritu y su palabra.

“Pero, cuando venga el Espíritu de la verdad, él los guiará a toda la verdad, porque no hablará por su propia cuenta, sino que dirá solo lo que oiga y les anunciará las cosas por venir”. Juan 16:13.

“Si a alguno de ustedes le falta sabiduría, pídasela a Dios, y él se la dará, pues Dios da a todos generosamente sin menospreciar a nadie”. Santiago 1:5

“Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia, a fin de que el siervo de Dios esté enteramente capacitado para toda buena obra”. 2 Timoteo 3:16-17

2. Pídele al Señor que te transforme en un hijo que obedezca rápidamente y siga su guía. Pídele que te dé un gran entendimiento de su palabra para que puedas vivir de acuerdo a la Biblia.

“Mis ovejas oyen mi voz; yo las conozco y ellas me siguen”. Juan 10:27

“Pueblo de Sión, que habitas en Jerusalén, ya no llorarás más. ¡El Dios de piedad se apiadará de ti cuando clames pidiendo ayuda! Tan pronto como te oiga, te responderá.  Aunque el Señor te dé pan de adversidad y agua de aflicción, tu maestro no se esconderá más; con tus propios ojos lo verás. Ya sea que te desvíes a la derecha o a la izquierda, tus oídos percibirán a tus espaldas una voz que te dirá: ‘Este es el camino; síguelo’”. Isaías 30:19-21

“Yo te instruiré, yo te mostraré el camino que debes seguir; yo te daré consejos y velaré por ti. No seas como el mulo o el caballo, que no tienen discernimiento, y cuyo brío hay que domar con brida y freno, para acercarlos a ti”. Salmo 32:8-9

3. Pregúntale al Señor sobre cualquier situación en la que necesites orientación. Espera en él y escucha atentamente una respuesta. Presta atención a aquello que te da paz y a lo que perturba tu espíritu. Pídele al Espíritu Santo que te guíe a un pasaje de la Biblia que te dé entendimiento sobre lo que debes hacer. Presta atención a los pasajes o versículos que vengan a tu mente.

Escuchar al Señor consiste en recibir con fe lo que Dios ya nos quiere dar. Nuestra audiencia es por la gracia de Dios y no por nuestro propio mérito. Dios nos habla a cada uno en forma perfecta. Él no le da más oportunidad a un hijo que a otro, sino que anhela pastorear y hablar con cada uno de nosotros. Todo lo que se requiere de ti es hacer espacio para escuchar y recibir. Pídele al Espíritu que te enseñe a escuchar y aferrarte a lo que él te está diciendo. Haz espacio en tu vida diaria para dialogar con tu Padre y sigue su guía perfecta por la vida abundante que tienes por la muerte de Jesús.

Lectura Complementaria: Salmo 5

Por Craig Denison

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
¿Cómo es pasar un tiempo a solas con Dios?
Pastor Rick Warren
Segundo toque
Pastor Mao
Piel espiritual
Pastor Mao
Pasar tiempo con Jesús transforma tu vida
Un Milagro Cada Día
Tiempo juntos
Cristo Para Todas Las Naciones
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple