Descansando en sus brazos

Description

En medio de todas tus ocupaciones, ¿sientes que no tienes tiempo o no es sabio sacar un espacio para descansar?

“Vengan a mí todos ustedes que están cansados de sus trabajos y cargas, y yo los haré descansar”, Mateo 11:28

¿Te sientes agotada? ¿Estás cansada de llevar la casa? ¿Tienes que trabajar fuera de la casa y cuando llegas tienes que ayudar a los niños a hacer la tarea? ¿Tienes que atender enfermos? ¿Tus padres ancianos dependen de ti y aparte tienes responsabilidades en la iglesia? ¿Estás irritable? ¿Te sientes enferma y que nadie logra comprenderte?

¿Logras verte retratada en estas preguntas? Muchas veces adoptamos actitudes de aceptar todas las responsabilidades. Hoy quiero decirte que no es malo el descanso. Es necesario para poder recargar las energías y empezar con nuevas fuerzas. El sol se acuesta cada día para salir refulgente al día siguiente.

Involucremos a Dios en nuestras actividades. Él nos orientará sobre qué decisión tomar y nos provee un oasis que se abre para el descanso de nuestras almas.

Oración. Señor, gracias porque tienes cuidado de mí. Gracias por darme descanso. Gracias por comprenderme. En el nombre de Jesús, Amén.

Por Keyla Nolasco

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Aprendiendo la autodisciplina
Larry Burkett
Mamá sana, familia sana
Edurne Mencía
Protege el hogar de tu alma
Edurne Mencía
Límites que conducen a la plenitud (Parte 1)
Sixto Porras
Las mentiras que nos decimos las mujeres
Alejandra Stamateas
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple