;

Deja que Dios cure las heridas del pasado

Description

No hay nada que te haya pasado que el Señor no conozca ni que no quiera sanar.

Dios conoce todos tus sufrimientos. Incluso las heridas más antiguas no le son ocultas, Él las conoce perfectamente, y quiere sanarte de ellas.

“Porque así ha dicho Jehová: Incurable es tu quebrantamiento, y dolorosa tu llaga” (Jeremías 30:12)

Jesús es el único que te conoce perfectamente, desde el primer día de tu vida hasta hoy. Él conoce incluso las heridas de tu infancia. Aunque hayan pasado muchos años y hayas quizá tratado por todos los medios de esconder ese dolor en los más profundo de ti, tu Padre celestial quiere aplicar un bálsamo sobre tu corazón y sanar todas esas heridas.

No tengas miedo: Su mano es dulce. No te hará ningún daño, al contrario: Él quiere sacar esa espina, quitarte ese dolor que, aun a día de hoy, en ocasiones sigue volviendo.

Querido(a) amigo(a), confía en Él. No hay otro médico mejor que Él, ni más eficaz. ¡Él sanó mis heridas, y quiere sanar también las tuyas!

Gracias por existir, 

Eric Célérier

Related
Que comience el juego (Parte 3 )
Alejandro Mendoza
Buscando la Paz
Bayless Conley
El poder de la dádiva
Bayless Conley
La naturaleza del perdón es la misericordia
Primeros15
El perdón tiene dos caras
Cristo Para Todas Las Naciones
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple