¡Deja atrás aquello que te acusa!

Description

El peso de tus pecados y del pasado puede ser algo que te cargue y que te dificulte poder avanzar.

¿Has intentado alguna vez correr un maratón con un saco de 30 kilos sobre la espalda? Probablemente no…¡y espero que nunca tengas que hacerlo! No sería cosa fácil, ¿verdad?

La Biblia habla de los pesos que llevamos encima y que pueden ralentizar nuestra carrera. “¿Qué carrera?”, quizá te preguntes. La carrera que corres para Dios a lo largo de toda tu vida.

Sin duda, el peso más “pesado” es el que llevamos sobre nuestras conciencias. El peso de tus pecados y del pasado puede ser algo que te cargue y que te dificulte poder avanzar. ¿Qué te parece? ¿Piensas quizá que tus acciones pasadas y la clase de persona que eras en aquél entonces te impide convertirte en la persona que Dios quiere que seas? ¿Sientes que es imposible ser totalmente libre de toda la culpabilidad y la acusación?

La Biblia es clara en este respecto. Aquí tienes dos versículos:

- “Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu” (Romanos 8:1).

- “Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús” (Filipenses 3:13-14).

Dios no te condena por lo que has hecho, siempre y cuando le pidas perdón y decidas vivir de acuerdo a Su voluntad. Tu parte consiste en seguir corriendo la carrera que tienes por delante, olvidando lo que queda atrás. Dicho de otra manera: no pongas tus pensamientos en aquello que te condena (tus faltas, tu pasado...), ya que Dios mismo ya no piensa en ello (mira 1 Juan 1:9 y Miqueas 7:19).

Querido(a) amigo(a), Jesús quiere verte correr con empeño la carrera que Dios ha trazado para ti, para gloria de Su Nombre. Él te quiere aligerar de todo lo que te carga y te ralentiza, y para ello quiere purificarte y limpiar tu conciencia. ¡Puedes correr para Dios con toda libertad!

Gracias por existir,
Éric Célérier

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
¿Realmente lo cree?
Bayless Conley
El trono de gracia
Primeros15
Un arma espiritual
Pastor Mao
La gracia como estilo de vida
Primeros15
El arrepentimiento y el perdón prometido de Dios
Primeros15
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple