Deja a Jesús aligerar tu carga

Description

¿Qué quiso decir Jesús cuando dijo que lleváramos su yugo? Rick Warren nos aclara esa duda y nos ayuda a encontrar descanso para nuestras cargas.

“Vengan a mí todos ustedes, los agotados de tanto trabajar, que yo los haré descansar. Lleven mi yugo sobre ustedes, y aprendan de mí, que soy manso y humilde de corazón, y hallarán descanso para su alma; porque mi yugo es fácil, y mi carga es liviana”, Mateo 11:28-30 (RVC). 

No sé qué carga estás llevando. No sé lo que te está pasando. Pero sé la respuesta. 

Jesús dice, “Vengan a mí todos ustedes, los agotados de tanto trabajar, que yo los haré descansar. Lleven mi yugo sobre ustedes, y aprendan de mí, que soy manso y humilde de corazón, y hallarán descanso para su alma; porque mi yugo es fácil, y mi carga es liviana”, Mateo 11:28-30 (RVC). 

No entendí este verso por muchos años, porque no sabía lo que era un yugo. Cuando Jesús dice, “Lleven mi yugo sobre ustedes”, esto me sonaba como que Él me iba a dar algo más con que lidiar. Ya tengo una carga bastante pesada, Señor. No necesito cargar tus problemas sobre mí. 

Un yugo es en realidad una tabla que tiene dos arcos, esto se pone sobre dos cabezas de ganado para que puedan tirar de un carro. 

El valor de un yugo es que reduce la carga a la mitad. Sin un yugo, un buey tiene que sacar toda esa carga por sí mismo. Pero si unes con el yugo un buey con otro buey, entonces los dos bueyes jalarán la carga juntos y la carga será la mitad del peso. 

Cuando Jesús dice que tomes Su yugo sobre ti, Él no está diciendo que Él te va a dar Sus problemas. ¡Jesús no tiene ningún problema! Él está diciendo que Él va a compartir tu problema. Él quiere compartir tu carga. Él va a tomar tu estrés sobre sí mismo y va a llevarlo contigo. 

¡WOW! 

Él dice tres verbos en este verso: ven, lleva y aprende. Jesús dice, “Vengan a mí. Lleven mi yugo sobre ustedes, y aprendan de mí”. Él dice vengan a mí, hagan equipo conmigo. Luego, aprende cómo lo hago. Aliviana tu carga. Reduce tu estrés. Navega con facilidad. 

Cuando tienes un yugo con Cristo, te mueves junto con Él. Te mueves en la misma dirección y a la misma velocidad. Y te mueves en la dirección correcta y en la velocidad correcta. 

Reflexiona sobre esto: 

  • ¿Por qué a veces es difícil aceptar la ayuda de alguien que quiere que compartas tus cargas y hacerlas más fáciles sobre ti?
  • ¿Tienes personas en tu vida quienes están dispuestos a hacer esto por ti? ¿Cómo estás ofreciendo tu ayuda a otros para reducir su estrés?
  • Dios ya conoce todo tu estrés. ¿Cómo le mostrarás que estás listo para tomar su yugo?

Para más recursos en español de Esperanza Diaria, haz clic aquí. 

Este devocional ©2016 por Rick Warren. Todos los derechos reservados. Usado con permiso.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Si Dios es bueno... ¿por qué permitió que eso me pasara?
Aviva Nuestros Corazones
¡Menos mal que Dios no es como yo...! (Parte 1)
Wendy Bello
Ganando la guerra en tu interior
Pastor Rick Warren
¿Lo tocas o lo aprietas?
Héctor Teme
Si acaso se me olvida (Parte 3): El amor de Dios
Guillermo y Milagros Aguayo
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple