De situaciones y decisiones

Description

Lo que creamos acerca de Dios en medio de las situaciones nos ayudará a tomar las mejores decisiones.

Me fascina el libro de Proverbios. Siempre que lo leo encuentro algo nuevo, algo que me habla al corazón, e incluso cosas que me provocan una sonrisa. 

Y eso me pasó hoy. Mientras desayunaba abrí la Biblia en Proverbios 20 y comencé a leer con un doble propósito… ciertas preguntas en mi mente estaban buscando respuesta. Fue entonces que el versículo 24 dio un salto de la página a mi vista: 

El Señor dirige nuestros pasos, entonces, ¿por qué tratar de entender todo lo que pasa?” 

La vida a veces nos presenta situaciones que batallamos por entender. Les damos vueltas, las analizamos, las tratamos de razonar… pero no encontramos la respuesta. Parece ser que a Salomón le pasó lo mismo y en su sabiduría llegó a entender que es en vano tratar de entender todo lo que pasa a nuestro alrededor. Y no solo vano, ¡imposible! 

En este sencillo versículo de Proverbios 20 se encierra una gran verdad: Dios tiene el control, yo no. Me toca a mí orar por la situación, buscar el consejo de Dios o de hijos suyos en quienes tenga confianza y vea sabiduría, pero al final, el resultado está en manos de Dios. Por mucho que me esfuerce, en ocasiones lo entenderé y en otras no. Lo que creamos acerca de Dios en estos casos nos ayudará mucho: soberanía absoluta y amor inagotable. Dios es soberano y decide, no tiene que contar conmigo ni contigo. Su amor inagotable obra siempre a nuestro favor. 

Por otro lado, hay ciertas situaciones que son meramente el resultado de nuestras decisiones, como lo afirma también este otro proverbio: 

La gente arruina su vida por su propia necedad, y después se enoja con el Señor” (19:3). 

¿Te diste cuenta? Estoy segura de que en muchas oportunidades o lo has visto o las vivido. Gente que cuestiona a Dios por las cosas que suceden a su alrededor y se olvidan de que sencillamente lo que les pasa es producto de malas decisiones. O de decisiones apresuradas: 

Los planes bien pensados y el arduo trabajo llevan a la prosperidad, pero los atajos tomados a la carrera conducen a la pobreza” (21:5). 

La vida es una enorme decisión. Cada día contribuimos a esta, ya sea para bien o para mal. Por eso me gusta tanto el libro de Proverbios, porque contiene un caudal de sabiduría que, si le prestamos atención, nos ayudará a que al menos la mayoría de nuestras decisiones sean acertadas. Y digo la mayoría porque no podemos olvidar que en nuestra humanidad el error siempre es posible. 

No olvides consultar tus decisiones con el Señor, no apresurarte; y si algo no entiendes, confía. Dios sabe lo que hace, aunque a veces no nos lo parezca. ¡Él es el diseñador!

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
¡Fuego!
Wendy Bello
Despiértame la paz
Jonathan Domingo
¡Menos mal que Dios no es como yo...! (Parte 1)
Wendy Bello
Mirar, esperar, confiar
Maestras del Bien
Mi Dios
Maestras del Bien
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple