;

¿De dónde vendrá tu socorro? 

Description

En los momentos difíciles debemos tener claro hacia dónde debemos mirar en busca de la solución.

A partir de hoy estudiaremos en mayor profundidad el cuidado de Dios por nosotros. ¡La mirada de Dios está sobre tu vida, querido(a) amigo(a)!

El rey David estuvo muchas veces en situaciones complicadas, como cuenta en sus salmos. El rey Saúl y otros quisieron quitarle la vida en diferentes ocasiones. Sin embargo, aun en medio de esas situaciones, David era capaz de declarar: “Alzaré mis ojos a los montes; ¿de dónde vendrá mi socorro? Mi socorro viene de Jehová, que hizo los cielos y la tierra” (Salmo 121:1-2).

Estuvo cerca de la muerte en varias ocasiones, ya que había personas que estaban decididas a encontrarlo y eliminarlo. Pero él declaró firmemente: “Mi socorro viene del Señor”. David creyó en su Dios, y tuvo la seguridad de que su Señor no le abandonaría, sino que vendría una vez más en su ayuda.

Querido(a) amigo(a), me gustaría recordártelo hoy: tu socorro no viene de los hombres ni de las circunstancias, sino solamente de Jesús.

Te invito a que le busques hoy en este día de todo corazón, y que le confíes todas las áreas de tu vida. Oremos juntos: “Señor Jesús, al igual que el rey David quiero alzar mis ojos hacia ti. Frente a mis desafíos, escojo creer que puedo hacer frente a todas las cosas a Tu lado, por Tu gracia. Gracias otra vez por Tu amor que me hace tanto bien, y por tu Presencia que me reconforta. ¡Que Tu Nombre sea bendito hoy y siempre!”

Gracias por existir,
Éric Célérier

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Nunca Es Muy Tarde Con Dios
Bayless Conley
Fe para el futuro
John Piper
Vivamos confiados del poder de Dios
John Piper
Ejercite el músculo de la fe
Bayless Conley
¡Todas tus oraciones son escuchadas!
Un Milagro Cada Día
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple