David: Una imagen de la soberanía de Dios

Description

¿Creemos como el salmista que Dios tiene el control?

Leer Salmo 103:19-22

A veces es difícil entender los propósitos de Dios al permitir la adversidad. En medio de una tragedia, la soberanía del Señor puede parecer una teología poco realista. Pero la verdad es que Dios dispone todas las cosas para el bien del creyente (Romanos 8:28).

Los escritos de David ilustran la importancia de confiar en que el Señor tiene el control, no importa cuán difícil sea la situación. Algunas veces es más fácil pensar en los personaje bíblicos como imágenes perfectas, casi semejantes a Cristo. Pero la vida de David estuvo llena de adversidades, tentaciones, pecados y perdón.

Cuando estaba huyendo del rey Saúl por su vida, Dios lo salvó. Cuando cedió a la tentación con Betsabé, Dios lo salvó. Cuando su hijo intentó apoderarse de su trono, Dios lo salvó y lo mantuvo como rey.

Por todas estas desafortunadas circunstancias, David descubrió que Dios lo estaba protegiendo y guiando a cada paso del camino, para usarlo con planes extraordinarios a pesar de sus imperfecciones. Estas experiencias enseñaron a David a confiar de todo corazón en la soberanía del Señor.

Para aquellos de nosotros en situaciones parecidas, la pregunta es: ¿creemos que Dios tiene el control? Si no es así, entonces, ¿quién lo tiene? En otras palabras, si los acontecimientos de la vida son fortuitos, sin propósito, ¿entonces a quién podemos acudir en medio del dolor?

En 1 Crónicas 29:12, David dice que Dios domina sobre todo y con Su mano nos fortalece. Confíe en que el poder del Señor le fortalecerá con Su mano soberana. Aunque no siempre pueda entender Sus razones, sí puede confiar con certeza en Sus propósitos.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
El desánimo financiero
Larry Burkett
Lo que nos enseñan las adversidades
Dr. Charles Stanley
Duro como el acero (Parte 1): En el principio
Juan Vereecken
Eligiendo orar en lugar de preocuparnos
Ama a Dios Grandemente
Tres palabras para decir cuando estás perdiendo la fe
Ama a Dios Grandemente
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple