;

Días oscuros y una nueva luz

Description

Los momentos oscuros pueden ser el preámbulo de que algo más brillante viene en camino.

“Después que Juan fue encarcelado, Jesús fue a Galilea para proclamar el evangelio del reino de Dios. Decía: ‘El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado. ¡Arrepiéntanse, y crean en el evangelio!’”Marcos 1:14-15

“Después que Juan fue encarcelado...” ¿Puedes percibir la desesperación en esa oración? Sospecho que muchos de los seguidores de Juan estaban profundamente perturbados cuando el rey Herodes arrojó a Juan a la cárcel, y más aún cuando lo asesinó. Si yo hubiera estado allí, me habría preguntado: “¿Por qué Dios permitió que esto sucediera? ¿Por qué llevarse a nuestro maestro y profeta y dejarnos en la oscuridad?”

No sabían ni tenían cómo saber que Dios ya estaba haciendo algo más grande de lo que ellos podían soñar. Dios mismo había venido a la tierra en Jesucristo como uno de nosotros. Dios había venido para rescatar, salvar y liberar a su pueblo. Sí, Juan fue un gran profeta, ¡el más grande! Pero Jesús fue más que él. Jesús fue a quien todos los profetas señalaron, desde Moisés en adelante.

Ahora que Juan está fuera de escena Jesús se mueve al centro, aun sabiendo perfectamente que, en muy pocos años, su enseñanza, su predicación y sus curaciones lo llevarán a la cruz en las afueras de Jerusalén. El destino de Juan apunta al destino de Jesús. Y porque nos ama tanto, Jesús avanza sin vacilación predicándonos las Buenas Nuevas a todos nosotros: “El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado. ¡Arrepiéntanse y crean en el evangelio!”

Vamos a escucharlo.

ORACIÓN: Señor Jesús, cuando camino en la oscuridad ayúdame a confiar en ti. Amén.

Para reflexionar:

- ¿Alguna vez piensas en días más brillantes del pasado? Si es así, ¿por qué lo fueron?

- ¿De qué manera te consuela y fortalece Dios cuando estás viviendo días oscuros?

Por: Dra. Kari Vo

Related
Libres como hijos
Dr. David Platt
Su entrenador profesional
Bayless Conley
Poca fe
Bayless Conley
Una fe grande
Bayless Conley
Preocupaciones
Pastor Mao
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple