;

Cuide a los débiles

Description

Una familia descubre que la alegría de ayudar a otro, especialmente al que es más débil, ofrece una satisfacción duradera.

Cuando unas personas se convierten en proveedoras para las necesidades de otras personas con necesidades especiales, tiene lugar una extraña paradoja. Si no hubiera conocido a las familias, jamás hubiera pensado que un niño con síndrome de Down, o espina bífida o parálisis cerebral pudiera ser una carga tan terrible. Se podría pensar que es una terrible maldición estar obligado a asumir esa abrumadora responsabilidad.

Pero, en realidad ocurre lo contrario. La familia se ennoblece y se estimula cuando sus miembros aprenden a ser siervos. Los miembros de la familia descubren que la alegría de ayudar a otro, especialmente al que es más débil, ofrece una satisfacción mucho más duradera que los videojuegos y ver la televisión.

“La religión pura y sin mancha delante de Dios el Padre es esta: visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones” (Santiago 1:27). Todos queremos ser importantes; ¿qué podría ser más importante que vivir nuestra vida de la misma manera que Jesús vivió, llevando beneficios a la vida de otras personas?

Related
Revolución de amor (Parte 1)
Chris Mendez
Insultado acá, recompensado allá
John Piper
El ministerio y el temor al hombre
John Piper
El amor hace
Primeros15
Sé las Manos de Dios
Guillermo y Milagros Aguayo
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple