Cuatro razones por las cuales no debes preocuparte

Description

Los seres humanos somos lo único en la creación de Dios que se preocupa y no confía en Él, y Dios dice que eso no es natural.

“No se preocupen por su vida, qué comerán o beberán; ni por su cuerpo, cómo se vestirán. ¿No tiene la vida más valor que la comida, y el cuerpo más que la ropa?”, Mateo 6:25 (NVI). 

La preocupación es esencialmente una cuestión de control. Es tratar de controlar lo incontrolable. No podemos controlar la economía, así que nos preocupamos por la economía. No podemos controlar a nuestros hijos, así que nos preocupamos por ellos. No podemos controlar el futuro, así que nos preocupamos por el futuro. ¡Pero preocuparse nunca soluciona nada! Es como amasar sin masa. 

En el Sermón del monte Jesús nos dio cuatro razones por las cuales no debemos preocuparnos. 

1. La preocupación no es razonable.
“No se preocupen por su vida, qué comerán o beberán; ni por su cuerpo, cómo se vestirán. ¿No tiene la vida más valor que la comida, y el cuerpo más que la ropa?”, Mateo 6:25.
Jesús está diciendo que si no va a perdurar, no te preocupes por eso. Preocuparse por algo que puedes cambiar es estúpido. Preocuparse por algo que no puedes cambiar es inútil. De cualquier manera, el preocuparse no es razonable. 

2. La preocupación es antinatural.
Jesús nos da un ejemplo de la naturaleza en Mateo 6:26, "Miren los pájaros. No plantan ni cosechan ni guardan comida en graneros, porque el Padre celestial los alimenta. ¿Y no son ustedes para él mucho más valiosos que ellos?”, (NTV).
Sólo hay una cosa en toda la creación de Dios que se preocupa: los seres humanos. Somos lo único en la creación de Dios que no confía en Él y Dios dice que eso no es natural. 

3. La preocupación no ayuda.
El preocuparse no cambia nada. Mateo 6:27 dice: ¿Quién de ustedes, por mucho que se preocupe, puede añadir una sola hora al curso de su vida?", (NVI). Cuando te preocupas acerca de un problema, eso no te llevará un centímetro más cerca a la solución. Es como estar sentado en una mecedora, hay mucha actividad, energía y movimiento, pero no avanzas. La preocupación no cambia nada, excepto a ti. ¡Te hace miserable! 

4. La preocupación es innecesaria.
Mateo 6:30 dice; “Si Dios cuida de manera tan maravillosa a las flores silvestres que hoy están y mañana se echan al fuego, tengan por seguro que cuidará de ustedes. ¿Por qué tienen tan poca fe?”, (NTV). Si confías en Dios, no hay necesidad de preocuparse. ¿Por qué? Porque Él ha prometido cuidar de todas tus necesidades: "Dios les proveerá de todo lo que necesiten, conforme a las gloriosas riquezas que tiene en Cristo Jesús", Filipenses 4:19 (NVI).

¿Eso incluye las deudas? Sí. ¿Eso incluye conflictos relacionales? Sí. ¿Eso incluye tus sueños, metas y ambiciones? Sí. ¿Eso incluye los problemas de salud que no sabes qué hacer con ellos? Sí. Dios va a satisfacer todas sus necesidades en Cristo.

¡No te preocupes!

Reflexiona sobre esto: 

- ¿Cuáles son las cosas que perduran en las que deberías preocuparte?

- Piensa en algo en lo que has estado preocupado. ¿Cuál paso puedes tomar en vez de preocuparte?

- ¿Cómo crees que la oración te ayuda a evitar que te preocupes?


Para más recursos en español de Esperanza Diaria, haz clic aquí. 

Este devocional ©2016 por Rick Warren. Todos los derechos reservados. Usado con permiso.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
No enfrentes al enemigo en su territorio
Andrés Corson
Más allá de la decepción
Dr. Charles Stanley
Un lugar para todas esas lágrimas
Erin Davis
Ganando la guerra en tu interior
Pastor Rick Warren
¿Puedes ver cuando viene el bien?
Héctor Teme
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple