;

Cuando mi alma suspira "¿Por qué?"

Description

Natalie Franco comparte doce verdades claves de Dios que nos ayudan a mantener la vista en Cristo y evitar cuestionarlo.

“Me invocará, y yo le responderé; Con él estaré yo en la angustia; Lo libraré y le glorificaré”, Salmos 91:15

Una mañana me encontré a una de mis estudiantes evitando entrar a su salón de clases. Al acercarme para ver qué le sucedía, me pregunta ¿Por qué tengo que asistir a esta clase?... Era evidente que su temor por una asignatura la había paralizado y no comprendía por qué debía hacer algo que no le gustaba. Y sin darme cuenta, en una semana había escuchado más personas cuestionar diferentes situaciones de sus vida y con corazones llenos de incertidumbre.

Definitivamente una de las preguntas que constantemente escucho es ¿Por qué Dios permitió…?  ¿Por qué Dios no me dio….? ¿Por qué Dios mantiene esta situación? Son preguntas que se escuchan en las cuatro esquinas sin importar edad o etapa en que estemos, todas en busca de una respuesta. En algún momento hemos cuestionando la providencia de Dios, cuando nuestras oraciones no son respondidas conforme a nuestros deseos, o en situaciones tales como el desempleo, una separación, dolencia física, el vehículo dañado, una situación económica, dificultad familiar, entre otras. Y es entonces, cuando nos preguntamos ¿Por qué?

Por eso les comparto doce verdades claves que Dios ha ministrado a mi vida, ayudándome a mantener mi vista en Cristo, en lugar de cuestionar a Dios o dejarme consumir por la desilusión o incertidumbre, agarrándome así aún más fuerte a Dios, pues la fe, la esperanza y el gozo puestos en Cristo me permiten confiar.

1. Dios está comprometido con mi vida. Romanos 8:32

2. Dios escucha mis oraciones. 1 Pedro 3:12

3. Dios está conmigo. Deuteronomio 31:8

4. Dios me está preparando para la eternidad. Colosenses 3:1-4

5. Nuestro creador conoce mejor a Sus criaturas y Él sabe lo que más me conviene. Jeremías 29:11

6. La voluntad de Dios es agradable, buena y perfecta.  Romanos 12:2

7. Dios está más interesado en que confíe en Él y que rinda el control total de mi vida más que darme el éxito momentáneo. Salmos 16:7-11

8. Dios siempre quiere hacerle bien a Sus hijos pero Su bien principal es Su compromiso con mi alma. Romanos 8:28, Mateo 11:28-30

9. Dios está sentado en Su trono. Es decir, NADA escapa de Su control. 1 Crónicas 29:11

10. Dios es fiel y Su plan para mi vida es  bueno y perfecto. Isaías 55:8-11

11. Dios quiere fortalecer mi fe y darme un corazón más agradecido. Romanos 4:16-21, Salmos 30:11, Salmos 71:23, Salmos 106:1

12. Soy un instrumento en las manos del Redentor con el fin principal de glorificarle en cada momento de mi día. Salmos 34, Salmos 108:1-5

Así que mi querida compañera, en esta carrera de la fe te animo a que descansemos en el control soberano y plan perfecto de Dios sobre nuestras vidas. Que podamos decir en esos momentos “Porque en CRISTO…

“… estamos atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperados; perseguidos, mas no desamparados; derribados, pero no destruidos; llevando en el cuerpo siempre por todas partes la muerte de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestros cuerpos. Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria; no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son ETERNAS”, 2 Corintios 4:8-10; 17-18

Por Natalie Mariel Castillo Franco

Related
Cambia de espejo
Wendy Bello
Bendiciones del quebranto
Violeta Guerra
Cinco formas en las que soy como Gedeón
Edurne Mencía
Una pasión santa
Violeta Guerra
Mirar, esperar, confiar
Maestras del Bien
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple