;

Cuando llegue el tiempo

00:00

Description

Discernir los tiempos, tener paciencia y orar mientras se espera nos hace estar listos para el momento en que Dios abra la puerta.

Un día, en el mes de nisán del año veinte del reinado de Artajerjes, al ofrecerle vino al rey, como él nunca antes me había visto triste, me preguntó: —¿Por qué estás triste? No me parece que estés enfermo, así que debe haber algo que te está causando dolor. Yo sentí mucho miedo y le respondí: —¡Que viva Su Majestad para siempre! ¿Cómo no he de estar triste, si la ciudad donde están los sepulcros de mis padres se halla en ruinas, con sus puertas consumidas por el fuego? —¿Qué quieres que haga? —replicó el rey. Encomendándome al Dios del cielo, le respondí: —Si a Su Majestad le parece bien, y si este siervo suyo es digno de su favor, le ruego que me envíe a Judá para reedificar la ciudad donde están los sepulcros de mis padres. —¿Cuánto durará tu viaje? ¿Cuándo regresarás? —me preguntó el rey, que tenía a la reina sentada a su lado. En cuanto le propuse un plazo, el rey aceptó enviarme. Entonces añadí: —Si a Su Majestad le parece bien, le ruego que envíe cartas a los gobernadores del oeste del río Éufrates para que me den vía libre y yo pueda llegar a Judá; y por favor ordene a sus guardabosques Asaf que me dé madera para reparar las puertas de la ciudadela del templo, la muralla de la ciudad y la casa donde he de vivir. El rey accedió a mi petición, porque Dios estaba actuando a mi favor.” – Nehemías 2: 1-8 NVI

“Cuando los hagan comparecer ante las sinagogas, los gobernantes, y las autoridades, no se preocupen de cómo van a defenderse o de que van a decir, porque en ese momento el Espíritu santo les enseñara lo que deben responder.” – Lucas 12: 11 - 12 NVI

Después de escuchar el devocional, medita en los siguientes puntos:

Esta mañana me levanté pensando...

…en qué pensamos cuando alguien nos dice: “tu tiempo ha llegado”.

1. Aunque las cosas no sucedan y veamos que todo se estanca, siempre hay un tiempo de proceso que nos prepara para cuando llegue ese momento. Necesitamos recordar que todo tiene su tiempo y que cuando ese tiempo de Dios llega a nuestras vidas no hay nada que pueda detener lo que viene para nosotros.

2. Necesitamos pedirle a Dios que nos enseñe a discernir el tiempo en el que estamos, si no aprendemos a hacerlo vamos a vivir frustrados queriendo tener todo fuera del tiempo.

3. Las personas que saben administrar su tiempo no responden a la carrera, son sabios, y mientras callan, en su interior oran y dan espacio para que Dios hable, pues él en todo momento puede hacerlo; solo es que le demos lugar y llenará nuestra boca.

4. No sintamos temor cuando tengamos que hablar ante nuestras autoridades, cuando sabemos discernir el tiempo en el que estamos grandes cosas suceden a nuestro favor.

5. El discernimiento trae a nuestra vida entendimiento y sabiduría en nuestro corazón para esperar lo que aún no ha llegado mientras oramos.

Related
Sigue soñando
Pastor Mao
El tiempo perfecto
Pastor Mao
Nuevos tiempos
Pastor Mao
Ladrón del tiempo y el propósito
Pastor Mao
El lenguaje del tiempo
Pastor Mao
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple