;

Cristo antes de la muerte

Description

No podemos detener la muerte, por eso Jesucristo lo hizo por nosotros.

“El Espíritu Santo… le había revelado que no moriría antes de que viera al Ungido del Señor… Y cuando los padres del niño Jesús lo llevaron al templo… él tomó al niño en sus brazos y bendijo a Dios.” – Lucas 2:25b-28

Simeón lo tenía todo en el orden correcto. “El Espíritu Santo le había revelado que no moriría antes de que viera al Ungido del Señor.” ¡Qué consuelo debe haber sido esa promesa!

Sabemos que la muerte nos está esperando a todos, a menos que el Señor regrese primero. Tratamos de tener en cuenta este hecho y planificamos lo mejor que podemos.

Pero al final, eso es todo lo que podemos hacer: planificar. No podemos detener la muerte. En la mayoría de los casos ni siquiera podemos hacerla más fácil, ni para nosotros ni para las personas que nos acompañarán en nuestros últimos días. Dinero, conversación, planificación, solo hacen algo, pero no lo suficiente.

Lo que no podemos hacer, el Señor lo hizo por nosotros. Él envió a su propio Hijo, su Cristo, a hacerse carne en un vulnerable bebé. Simeón se regocijó de verlo, y nosotros también deberíamos. Porque ese bebé es el que realmente hizo algo con respecto a la muerte. El creció para vencer el pecado, la muerte y el diablo, esos enemigos de la raza humana. Lo hizo a través de su propio sufrimiento y muerte. Al dar su vida por nosotros, nos liberó del poder de la muerte. Y al retomar su vida para siempre, nos dio esa misma vida eterna y gozosa.

La muerte es lo único que ningún cristiano tiene que lidiar por su cuenta. Jesús ya ha pasado por el sufrimiento y la muerte antes que nosotros. Él conoce el camino a través de la muerte y el camino de regreso a la vida también. Nuestros amigos y familiares no pueden acompañarnos, pero Jesús sí. Nunca nos soltará las manos. Y él nos traerá de vuelta a la vida con él, porque así lo ha prometido.

ORACIÓN: Señor, quédate conmigo cuando me llegue el momento de morir, y mantenme contigo para siempre. Amén.

Para reflexionar:

- ¿Tienes miedo de morir? ¿Por qué sí o por qué no? ¿Está bien tener miedo?

- ¿Cómo te ayuda Jesús cuando piensas en la muerte?

Por: Dra. Kari Vo

Related
Demos a conocer a Satanás su derrota
John Piper
No más temor a la muerte
John Piper
(Lucas 24:13-35) De camino a Emaús
LUMO
Liberación de la muerte
Cristo Para Todas Las Naciones
Un edificio nuevo
Cristo Para Todas Las Naciones
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple