Criando hijos para la gloria de Dios

Description

No criemos “niños buenos” que solo se sientan en la iglesia, sino hombres y mujeres "peligrosos" que hacen avanzar el Reino.

Como padres con una mentalidad misionera, nuestra meta no es criar a “nuestros” hijos para que sean felices y exitosos (buscando sorprender a las personas con nuestras habilidades como padres). En su lugar, estamos llamados a criar “Sus hijos” para que sean santos y sometidos a Dios (¡buscando que Dios reciba toda la Gloria!).

No criemos pequeños “niños buenos” que se sientan en la iglesia y hacen lo que se les ordena. Sino criemos hombres y mujeres peligrosos que se atrevan a hacer avanzar el Reino de Dios.

Seamos como el guerrero que se describe en el Salmo 127. En lugar de agarrar fuertemente “nuestras flechas (tratando de mantener a nuestros hijos “sanos” y “salvos” por nuestro propio esfuerzo), apuntemos a nuestros hijos hacia la adultez, hacia cualquier esfera de la sociedad donde Dios los llame, teniendo un corazón de madre totalmente rendido a Dios.

Uno de mis versículos favoritos es Efesios 2:10, "Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas".

Cada uno de nuestros hijos es diseñado por Dios con talentos únicos, fortalezas, debilidades, personalidades, deseos y dones espirituales.

Nuestro trabajo como padres cristianos es entrenar nuestros hijos diligentemente (Deuteronomio 6:4-9) para que anden exclusivamente en el camino de Dios. Como “mayordomos” de nuestros hijos, Dios nos ha encargado con la responsabilidad de entrenar a cada uno para el llamado que Él tiene para sus vidas.  Somos llamadas a criar hijos e hijas en su niñez (Jeremías 1:5), su juventud (1 Timoteo 4:12), y en su edad adulta para vivir para la gloria de Dios y Sus propósitos eternos.

Amo el texto del Salmo 144:12,"Sean nuestros hijos en su juventud como plantíos florecientes, nuestras hijas como columnas de esquinas labradas como las de un palacio".

Criemos nuestros hijos para que sean fuertes y maduros - diligentes, confiables, trabajadores, centrados en Cristo, capaces de liderar y de servir.

Criemos nuestras hijas para que sean valientes - hermosas columnas de estabilidad en nuestra familia y hogar, en la iglesia y en las vidas de aquellos que necesitan a Jesús.

Entrenemos a nuestros hijos a ser maduros (en cada edad) para que no sean conducidos por deseos carnales ni egoístas, sino con un corazón de obediencia radical.

A veces no resulta fácil. En nuestra familia, nuestros hijos han enfrentado todo tipo de peligros, desde ministrar en las prisiones genocidas de Ruanda, predicar en un Sudán destruido por la guerra o sobrevivir una tormenta que amenazó nuestras vidas en la Antártica, hasta escalar montañas y dirigirse a la guerra.

Nuestras hijas han ministrado a huérfanos en Uganda, India, Nigeria y Camboya; sienten un llamado por adolescentes citadinos problemáticos y por aquellos atrapados en tráfico de personas.

Y en medio de todo, me he dado cuenta de que el temor no es mi amigo. La preocupación no es la actitud materna responsable que debo tener. Por el contrario, elijo ser una guerrera (en oración) en lugar de una madre preocupada. Por la gracia de Dios, elijo la fe y no el temor – para levantar hijos fuertes e hijas valientes que ayuden a extender el reino de Dios. Diariamente elijo una mentalidad de madre misionera…. ¡oh! ¡Qué gran gozo!

"No tengo mayor gozo que éste: oír que mis hijos andan en la verdad", 3 Juan 1:4

Por Ann Dunagan

 

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
No hay nada mejor
Aviva Nuestros Corazones
“Es que mi hijo es así”
Guillermo y Milagros Aguayo
Diseño de futuro
Jimmy y Aída de Cornejo
La familia (Parte 3): La familia actual
Guillermo y Milagros Aguayo
El poder de la presencia
Sixto Porras
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple