Corriendo adelante

Description

¿Alguna vez has corrido adelante de Dios porque te impacientaste con Su tiempo?

“Y Agar le dio a luz un hijo a Abram; y Abram le puso el nombre de Ismael al hijo que Agar le había dado”, Génesis 16:15

¿Alguna vez has corrido adelante de Dios porque te impacientaste con Su tiempo? Probablemente sabes la cantidad de dolor que eso puede traer y aprendiste rápidamente por qué es tan importante hacer las cosas en Su tiempo.

El pacto de Dios con Abraham incluía el hecho de que él sería el padre de naciones. Dios lo llevó afuera, le mostró el cielo y le dijo que viera cuántas estrellas había. Entonces le dijo: "Así será tu descendencia" (Génesis 15:5).

Pero tal vez Sara, quien no tenía hijos, se impacientó o tal vez no tenía la fe de Abraham. Entonces, le sugirió que Abraham se acostara con su criada; lo cual hizo y Agar le dio un hijo. Como resultado, el hijo de Agar creció y más tarde se convirtió en la competencia de Isaac, el hijo de Sara y el verdadero heredero del pacto.

Dios sí bendijo a Abraham y Sara, pero siempre recordaron que intentaron salirse de Su plan.

Cuando tengas ese tipo de experiencia de correr adelante de Dios, si es que la tienes, debes darte cuenta de que has cometido un error y pedirle perdón. Como no puedes deshacer lo que se ha hecho, el perdón es lo más importante, no la culpa.

Pídele a Dios que te ayude a conocer Su tiempo en todo lo que hagas. "El Señor no se tarda en cumplir su promesa, según algunos entienden la tardanza, sino que es paciente para con vosotros, no queriendo que nadie perezca, sino que todos vengan al arrepentimiento" (2 Pedro 3:9).


Lectura Bíblica Diaria

Jeremías 7-9

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Una lección necesaria pero difícil
Dr. Charles Stanley
El alcance de nuestra gratitud
Dr. Charles Stanley
¿Lo tocas o lo aprietas?
Héctor Teme
La fidelidad de Dios
Dr. Charles Stanley
A menos que estén de acuerdo
Bayless Conley
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple