Corazón sano

00:00

Description

La envidia y la crítica son dos síntomas de que nuestros corazones no están alineados con el mensaje de amor de Dios.

“El anciano a Gayo, el amado, a quien amo en la verdad. Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma. Pues mucho me regocijé cuando vinieron los hermanos y dieron testimonio de tu verdad, de cómo andas en la verdad.” (3 Juan 1: 1 – 3 RVR1960)

Después de escuchar el devocional, medita en los siguientes puntos:

Esta mañana me levanté pensando...

… en nuestras acciones poderosas de este tiempo y cómo, llevándolas a la práctica, Dios se encarga de arreglar nuestro camino.

1. El amor de Dios todo lo transforma, todo lo vence y nos lleva a vivir una vida en plenitud.

2. Un corazón sano se alegra con quienes lo rodean; cuando a alguien le sale un trabajo mejor que el nuestro, o se casa, o le está yendo bien en su familia o en su estudio, debemos alegrarnos de corazón y disfrutar con aquel que disfruta.

3. No hay nada más venenoso para el corazón que en vez de alegrarse con lo que los demás logran, envidie, se altere o critique como si nadie más distinto a ellos pudiera prosperar.

4. Escuchemos lo bueno que se dice de los demás y cerremos nuestros oídos a los comentarios venenosos que solo quieren contaminar.

5. ¿Dónde están las voces positivas que creen que todo puede mejorar y que bendicen aún a aquellos que los maldicen como dice Jesús? Fortalécete en el amor, sumérgete continuamente en él, llévalo a tu diario vivir. Más allá de un sentimiento, conviértelo en un estilo de vida mientras lees, oras, visionas y esperas.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Cómo convertirse en alguien paciente
Dr. Charles Stanley
La vida
Sixto Porras
Espíritu de división
Andrés Corson
El fruto de la permanencia
Pastor Mao
Hermanos
Pastor Mao
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple