Contrastes complementarios

Description

A pesar de ser tan diferentes, Marta y María nos dieron un gran ejemplo a seguir en cómo trabajar juntos en la obra de Dios.

“María... sentándose a los pies de Jesús, oía su palabra… pero Marta se preocupaba con sus muchos quehaceres…”, Lucas10:39-40 

Marta y María conforman un dúo fascinante. Eran muy diferentes en muchos aspectos, como por ejemplo sus temperamentos, pero iguales en el amor que tenían por Jesús, lo que sin duda era retribuido ampliamente por el Maestro. Juan 11:5 dice que“…amaba Jesús a Marta, a su hermana y a Lázaro”.

No se sabe a ciencia cierta cómo esta familia llegó a tener una amistad tan íntima con Jesús, ni se mencionan lazos familiares entre sus parientes. Podemos suponer que las dos hermanas fueran dos de las muchas personas que escucharon a Jesús en el comienzo de su ministerio, extendiéndole su hospitalidad y construyendo de esta manera una relación con Él, que con el tiempo se transformó en una cálida amistad personal. Del evangelio de Lucas se desprende la idea de que Jesús hizo de esta casa su hogar. Es indudable que la hospitalidad era un distintivo especial de esta familia. Marta en particular aparece como una anfitriona meticulosa.

La Biblia nos relata tres momentos en donde vemos a las dos hermanas juntas:

- Lucas 10:38-42. Pequeño conflicto entre ambas sobre cómo es mejor demostrar la devoción a Cristo.

- Juan 11:17. Descripción de la muerte de Lázaro y cómo es resucitado por Cristo.

- Juan 12:1-8, Mateo 26:6-13, Marcos 14:3-9. Parece ser que tanto Marta como María habían comprendido cómo Jesús mismo se había puesto en peligro ante los que buscaban ocasión para matarle, al haber resucitado a Lázaro.

Ambas hermanas, Marta y María, supieron demostrar amor hacia los demás, compartieron su hogar y sus bienes con otros. Lo hicieron con Jesús y los discípulos, y además nos recuerdan que Dios usa a todo tipo de personas. Él nos ha dotado de manera diversa por alguna razón eterna y no debemos mirar hacia los demás con desdén, sólo porque tenemos diferentes temperamentos o personalidades contrastantes.

Marta, noble y piadosa mujer con un corazón de sierva y una extraordinaria capacidad de trabajo. María, noble también, con una inusual predisposición a la adoración y a la sabiduría. Ambas notables, cada una en su propio camino. Si pensamos en sus dones y comportamientos juntos, nos dan un hermoso ejemplo a seguir.

Oración: Padre, ayúdame a potenciar mis dones y complementar mi temperamento con el de otras hermanas. Quiero poner “mano a la Obra” para que junto con mis hermanas podamos avanzar en la obra que tenemos por delante y ser un testimonio en mi familia, en los estudios, en el trabajo… en la comunidad que me rodea. Por Cristo, amén.

Por: Susana Colacilli

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Fuera de lugar
Aviva Nuestros Corazones
¿Cómo quieres ser cuando tengas 50?
Aviva Nuestros Corazones
¿Cómo puedo conocer la voluntad de Dios para mi vida?
Aviva Nuestros Corazones
Oportunidad de morir
Maestras del Bien
Comprometidas
Maestras del Bien
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple