;

Constructor y protector

Description

Aprenda el secreto de poner sus preocupaciones en el cuidado del Dios constructor y protector.

Salmos 127:1–2 dice:

"Si Dios no construye la casa, de nada sirve que se esfuercen los constructores. Si Dios no vigila la ciudad, de nada sirve que se desvelen los vigilantes. De nada sirve que ustedes se levanten muy temprano, ni que se acuesten muy tarde, ni que trabajen muy duro para ganarse el pan; cuando Dios quiere a alguien, le da un sueño tranquilo." (TLA)

Estos versículos han sido mis favoritos desde hace mucho tiempo.

Si soy tentado a preocuparme por la iglesia, me acuerdo de que es Su casa y que solo Él la puede edificar. Mis esfuerzos, por sí mismos, son en vano.

Él no solamente es el constructor de la iglesia, también es el protector. Estos versículos quitan una gran carga de mis hombros y me permiten dormir tranquilamente. Y creo que eso es lo que Dios desea.

Muchos hijos de Dios no pueden dormir, preocupándose y comiendo del pan de los lamentos. Ya sea que usted sea un pastor o un empresario o una madre y ama de casa, aprenda el secreto de poner sus preocupaciones en el cuidado de Dios.

Él es el constructor y el protector de su vida, y Él conoce las batallas que enfrenta. ¡Confíe en Él hoy y duerma tranquilo!

Related
La Victoria Surge de la Adversidad (Parte 1)
Bayless Conley
Demos a conocer a Satanás su derrota
John Piper
Jesús amó a Lázaro aunque lo dejó morir
Itiel Arroyo
El seminario del sufrimiento
John Piper
Voz de Júbilo (Parte 2): Rompiendo Cadenas
Chris Richards
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple