Consejo de David a su hijo en el lecho de muerte

Description

La mejor herencia que David le dejó a Salomón fueron sus consejos para seguir a Dios. Como padres, podemos usar la misma sabiduría.

"pronto partiré de este mundo. ¡Cobra ánimo y pórtate como hombre!", 1 Reyes 2:2

En su lecho de muerte, David llamó a su hijo antes de que le diera su cargo.

En primer lugar, hay que comprender la agitación y la presión interna que Salomón estaba pasando en ese momento. Desde que él era un niño, había oído las historias de su padre y que era una leyenda, incluso antes de convertirse en el rey de Israel; cuando era un adolescente, su padre mató a Goliat y condujo a los israelitas a una gran victoria sobre los filisteos. Había oído cómo su padre soportó el sufrimiento con valentía bajo el rey Saúl y sobrevivió a sus amenazas constantes para matarlo. Sabía de los triunfos militares de su padre y su captura de Jerusalén.

Y ahora, el rey David lo llamaba cuando estaba a punto de morir. ¿Se puede imaginar la sensación de ansiedad, tal vez el miedo, y la  incertidumbre que el joven Salomón estaba experimentando? ¿Cómo podría seguir con ese legado? ¿Qué pasaría si él no pudiera satisfacer las expectativas de su padre?

Pero David entiende a su hijo. Sabía que el coraje no es la ausencia de miedo sino la voluntad de hacerlo bien, incluso con el miedo en la cara. Y lo primero que le dijo a Salomón, "Se fuerte. Cuando lo eres, demuestras lo que vales para ser un hombre". Qué palabras tan enormes le compartía en esta ocasión; Qué palabras tan tremendas que cualquier padre puede compartir con su hijo cuando él se está embarcando para el viaje más largo de su vida.

Cumple los mandatos del Señor tu Dios; sigue sus sendas y obedece sus decretos, mandamientos, leyes y preceptos, los cuales están escritos en la ley de Moisés. Así prosperarás en todo lo que hagas y por dondequiera que vayas", 1 Reyes: 2:3.

El Rey David, al pasarle el trono a su hijo, le ofreció dos consejos. El primero fue "Se fuerte". Pero eso no es todo. También alentó a su hijo a caminar con el Señor. La Preocupación de David para su hijo  no sólo es que fuera fuerte, pero que fuera también un hombre de Dios, que caminara con Dios, que obedeciera la palabra de Dios y que encontrara animó en las Escrituras. La mayor parte de lo que David quiere es tener un hijo que sea un hombre de Dios, por lo que le da la fórmula para estar con el Señor y tener el éxito. ¿Qué es eso? Es obedecer la palabra de Dios; al hacerlo, usted cumplirá con el destino de Dios para su vida.

Como vemos, este podría ser el consejo de un padre a cualquier niño, para  que llegue a ser una persona de Dios, cumplir su destino y tener el éxito final. Eso significa que está en la voluntad de Dios, haciendo la voluntad de Dios y haciendo lo que Dios le ha llamado a ser y hacer.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Un Tiempo de Esperanza: Cómo Criar a los Hijos
Frank López
Familia del Futuro (Parte 6): El Eco
Roberto Bautista
Instruye al niño en su camino
Dr. Andrés Panasiuk
Contratiempos…
Maestras del Bien
Cuando no hay afecto
Sixto Porras
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple