Confusión durante momentos de pérdida

Description

Hay una verdad espiritual que todo creyente debe tener clara desde que entrega su vida a Dios.

¿Alguna vez lo ha tomado por sorpresa un desastre personal? A veces los problemas se fraguan con lentitud y uno los puede ver cuando se aproximan, pero otras veces el golpe cae sin ninguna advertencia. Le han diagnosticado un cáncer… un trágico accidente de tránsito lo dejo inválido o a uno de sus seres amados.

La pérdida ya es bastante mala, pero lo que la empeora es la niebla de la confusión. Una pérdida repentina realmente puede perturbar la tranquilidad del espíritu. ¿Por qué Dios no impidió que eso sucediera?

Dios no solo controla el universo en general, también sigue de cerca su vida en particular. Sabe cuántos cabellos hay exactamente en su cabeza. Además, le promete que hará que absolutamente todas y cada una de sus experiencias, las alegres y las tristes, obren para su bien.

Esta es la roca inconmovible en la que se puede sostener, escrita por un hombre que pasó por muchas dificultades: “Sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman, a los cuales él ha llamado de acuerdo con su propósito” (Romanos 8:28). ¿Lo comprendió? En este mismo momento, Dios está obrando para su bien.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Confianza plena
Aviva Nuestros Corazones
17 verdades que debes saber acerca de tus lágrimas
Aviva Nuestros Corazones
La decisión de una viuda
Ministerios Nuestro Pan Diario
Lo que nos enseñan las adversidades
Dr. Charles Stanley
Un refugio para el desamparado
John Piper
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple