¡Confía, Él te guía!

Description

¿Qué te estás perdiendo por no obedecer al llamado de Dios?

"Si el Señor dirige los pasos del hombre, ¿cómo puede el hombre entender su camino?" – Proverbios 0:24 (RVC)

Para dar pasos firmes debes saber que estás confiando en Dios y buscando Su dirección en las decisiones que estás tomando.

Seguramente Rut sintió incertidumbre de su porvenir, pero iba segura porque sabía que en el camino que estaba forjando delante de ella iba el mejor arquitecto de caminos, dirigiendo y afirmando cada paso.

No siempre los caminos que Dios prepara delante de nosotras son totalmente comprensibles, no siempre se sabe con seguridad a donde te diriges y con quienes te vas a encontrar. Dios es sorprendente y durante ese caminar tomadas de Su mano suple cualquier necesidad que podamos tener. Aunque no podamos ver con claridad todas las circunstancias, el destino, el lugar de estadía, las personas con las que te vas a encontrar, hay algo seguro y que garantiza tu viaje y es que Dios mismo es quien lo va forjando.

No sientas miedo al caminar con Dios, al obedecer a Su llamado. Rut obedeció el llamado de Dios y se dirigió a un lugar completamente nuevo para ella, un lugar del que solamente había escuchado historias y descripciones. Nunca pudo buscar de él en internet, ni ver una foto para hacerse una idea de la ropa que debía llevar, de las costumbres que debía respetar; sólo iba guiada por Dios y sabiendo lo que la familia de su esposo le había contado.

Hoy en día hay muchas Rut que se aventuran a obedecer el llamado de Dios y son mujeres misioneras en tierras lejanas o estudiantes en el extranjero, lejos de sus costumbres y comodidades, y pueden disfrutar de las hermosas bendiciones del obedecer.

Piensa en ti, piensa en lo que Dios te está pidiendo y en lo que te estás perdiendo por no obedecer al llamado de Dios. No tengas miedo de salir de tu zona de confort, de tu comodidad, recuerda que el llamado de Dios es irrevocable y no te dejará tranquila hasta que hagas Su voluntad. Seguramente hay bendiciones hermosas esperándote y de las que te estás perdiendo.

Cuando Dios comienza a guiar tus pasos y tu comienzas a descansar en que lo que Él escogió para ti es lo mejor, entonces, las cosas se comienzan a acomodar, tu familia te apoya, aunque muchas veces con dolor, pero con paz sabiendo que es Dios quien te está guiando. Tus líderes espirituales oran y te aconsejan, porque saben que es Dios quien guía tus pasos.

No quiero que pienses que si no sientes un llamado misionero estás mal. Este caminar del que aprendemos hoy es aplicable a todas las áreas de tu vida: en tus estudios, tu noviazgo, tus relaciones de amistad. Quizás hay algún novio que dejar y con dolor en el corazón sabes que es lo mejor y lo que Dios te está pidiendo. O amigos que no te convienen, una universidad que elegir, relaciones familiares que sanar o debes volver a asistir a tu iglesia.

Quiero que hoy pienses en qué área de tu vida Dios debe empezar a pavimentar, a sacar o poner, y que ores a Dios y dejes todo en Sus manos. Que sepas que Rut dejó con dolor su tierra, pero con paz porque sabía que Dios tenía cosas mejores para ella. En un futuro cuando mires hacia atrás verás que fue la mejor decisión que hubieses podido tomar.

Por Andrea Donoso

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Plan B...
Violeta Guerra
Lecciones de un líder para ti y para mí
Wendy Bello
La vida
Sixto Porras
Digno de imitar
Pastor Mao
¡Estoy entrenada para grandes conquistas!
Alejandra Stamateas
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple