Compartiendo por obediencia

Description

Nuestra actitud juega un papel importante a la hora de ser generosos con alguien necesitado.

“Con liberalidad ha dado a los pobres; su justicia permanece para siempre; su poder será exaltado con honor” – Salmos 112:9

Muchas de las decisiones que tomamos en nuestra vida cristiana no tienen sentido para el mundo. Por lo tanto, las hacemos a causa de un compromiso con la Palabra de Dios- en otras palabras, por obediencia. Debemos determinar de antemano que si Dios define un curso de acción en la Escritura, hemos de seguirla.

Las actitudes juegan un papel importante en el compartir con los demás. ¿Alguna vez le has dado a alguien con resentimiento? Yo sí lo he hecho, y me di cuenta de inmediato que había dado más que dinero.

Cualquiera que da con una buena disposición recibe una bendición que viene sólo con el amor verdadero. Dios honrará tu actitud más que la cantidad.

Recuerda, cuando das  para satisfacer las necesidades de los demás, le das a Dios. Él no necesita el dinero; Él permite compartir en Su obra.

Cuando Dios pone las necesidades de otros en tu corazón y satisfaces esas necesidades, eso es obediencia. Pero me gustaría hacer hincapié en que el compartir por obediencia se diferencia de dar el diezmo.

El diezmo es dado en reconocimiento del señorío de Dios; la obediencia es compartir con los necesitados, con la convicción de que no deben ser privados.

Leí en alguna parte que cuando das de tus pertenencias, das poco, pero el verdadero regalo está en dar de ti mismo.

Ora por dirección antes de dar.

 

Lectura Bíblica Diaria

Éxodo 35-36

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Principios para vivir
Jimmy y Aída de Cornejo
Debes creer
Larry Burkett
¿Te parece caro?
Edwin Castro
Un enfoque menos estresante sobre las finanzas
Chuck Bentley
Sé como Dios: ¡Generoso!
Un Milagro Cada Día
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple