Como celular sin batería

Description

Una "descarga espiritual" no solo nos aleja de Dios sino del propósito que Él nos ha dado para cumplir.

“Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: Boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar. Respondiendo Simón, le dijo: Maestro, toda la noche hemos estado trabajando, y nada hemos pescado; mas en tu palabra echaré la red”, Lucas 5:4-5

A veces es más que interesante el observar a las personas cuando su teléfono celular se está quedando sin batería. La expresión de su rostro cambia y todo lo que hace gira alrededor de este hecho ya que está a punto de perder la capacidad de comunicarse con otros, ya sea por teléfono o por internet.

Pareciera que es la obligación del teléfono el estar siempre ahí para comunicarnos y entretenernos cuando lo necesitemos, y nuestro humor puede cambiar radicalmente si esto no sucede así. Pero si lo pensamos detenidamente, ¿cuál es nuestra obligación y qué pasa si nosotras no cumplimos aquello para lo que fuimos planeadas o simplemente nos quedamos sin batería?

El agotamiento y el cansancio son males comunes hoy en día. Tal pareciera que cada día aguantamos menos y que nos volvemos más susceptibles a los factores externos que nos agobian y nos afectan, dejando de cumplir con la función para la que fuimos diseñadas.

Nuestro papel es siempre reflejar la imagen de Dios a los demás… no es ser buenas, no es ser admirables, es simplemente reflejar a Dios para que los demás tomen de ese reflejo lo que necesitan y puedan nacer de nuevo y vivir una vida gloriosa, tal como Dios lo planeó desde un principio.

La Biblia nos enseña que todo lo que necesitamos es escuchar la voz de Dios, esa voz nos dará nuevas fuerzas y mejorará nuestros resultados, ya que la voz nos redirige a nuestro propósito de acuerdo a las capacidades con las cuales fuimos creadas.

La cita de hoy habla de Pedro. Él lo había dado todo y había agotado todos sus recursos para cumplir con su papel de pescador. Sabía que no podía dar más, no tenía nada que dar, su batería se había agotado, pero se encontró con Jesús, quien le habló nuevas fuerzas y le recordó su propósito. Le recordó que su papel era proveer alimento y no solo pescar. Cuando entendió esto y decidió fortalecerse en las palabras de Dios, tuvo la pesca más asombrosa de su vida.

Tú también puedes buscar el renovar tus fuerzas en muchas partes distintas. El detalle es que sólo obtendrás un resultado parcial. Pero si te expones a la Palabra del Señor, verás cómo el efecto sobrenatural del Dios que tenemos se manifestará en nosotras de manera que no solo recuperemos la energía al 100%, sino que tendremos dirección a nuestro propósito original y seremos efectivas y agradables a los ojos del mundo, quien decidirá imitarnos a causa de la luz que reflejamos.

Oración: Padre bueno, ayúdanos a reflejar la luz de Jesús a esas que no lo conocen. Que nuestros corazones estén dispuestos a escuchar tu voz y servirte en lo que tú nos mandes. En Cristo Jesús, Amén.

Por: Keila Matos

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
La carrera no termina hasta que Dios dice que se termina
Patricia Holbrook
Sonriéndole al futuro
Aviva Nuestros Corazones
Cuando de triunfar se trata, Jesús nos enseña
Wendy Bello
Corre para ganar
Wendy Bello
Ella fue muy pequeña, pero Él es GRANDE
Wendy Bello
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple