;

Celos

Description

La mejor medicina en contra de este mal es ser un buen administrador de lo que Dios nos ha confiado.

“Cruel es la furia, y arrolladora la ira, pero ¿quién puede enfrentarse a la envidia?”, Proverbios 27:4

Si Saúl, el primer rey de Israel, hubiese permitido que David sirviese bajo sus órdenes, él habría tenido un guerrero fiel y decidido a su mando. Según 1 Samuel 18 (NVI): "Cualquier encargo que David recibía de Saúl, lo cumplía con éxito, de modo que Saúl lo puso al mando de todo su ejército" (Versículo 5).

Pero Saúl llegó a estar extremadamente celoso de David cuando escuchó a las mujeres de Israel cantando, "«Saúl destruyó a un ejército, ¡pero David aniquiló a diez!»" (Versículo 7). A partir de ese entonces, fue que "mantuvo un ojo celoso sobre David" (versículo 9) y más tarde trató de matarlo.

Los celos son un pecado peligroso. Lleva a la gente a hacer daño a otros en formas que nunca podrían haber imaginado. Acaba con amistades y puede, incluso, poner a un cónyuge contra el otro. Los celos causaron que Caín asesinara a Abel, causó que los hermanos de José lo vendieran como esclavo, y causó que Joab asesinara a Abner.

Dos de las principales causas de los celos son el dinero y las posesiones. "Vi además que tanto el afán como el éxito en la vida despiertan envidias. Y también esto es absurdo; ¡es correr tras el viento!" (Eclesiastés 4:4 NVI).

Hoy en día, las personas se refieren a esto en broma como "mantenerse al día con los vecinos". Pero hay nada gracioso en agotarse en un esfuerzo de competir con el éxito de otra persona.

"El resentimiento mata a los necios; la envidia mata a los insensatos." (Job 5:2 NVI).

Dios tiene un plan mejor: sé un buen administrador de lo que Él te ha confiado y cumple Su propósito para tu vida.

 

Lectura Bíblica Diaria

1 Corintios 9-11

Related
Éxito y dinero
Dr. Charles Stanley
La gratificación retrasada
Chuck Bentley
La forma en la que Dios obra
Dr. Andrés Panasiuk
Dos Señores
Edwin Castro
La ley más poderosa
Edwin Castro
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple