Ceder: El cuarto paso para la oración eficaz

Description

Después de hablar, deje que Dios le hable.

Salmos 37:4 nos da el cuarto elemento para la oración eficaz que hemos estado analizado en los últimos devocionales.

Esto es lo que dice Salmos 37:4:

"Deléitate en el Señor, y él te concederá los deseos de tu corazón."

Ahora bien, la palabra hebrea para deleitarse en este versículo literalmente significa ser suave o flexible. Esto significa que “deleitarse” en el Señor es asumir una postura de ceder ante Dios.

De manera que la pregunta es: ¿Cómo practica ceder ante Dios cuando ora? Ceder es cuando usted deja de hablar y espera, escucha y busca oír de Dios.

En mi propia práctica de oración, regularmente voy ante Dios y le pregunto: “Dios, ¿hay algo que quisieras decirme? ¿Tienes algunas indicaciones para mí? ¿Hay algo que quieres que cambie?"

Después, en silencio, espero a que me hable.

Mientras usted asume esta postura de ceder y esperar silenciosamente ante Dios, se sorprenderá de algunas de las cosas que Dios traerá a su atención: “Necesitas invertir más tiempo con tu hija”; “Lleva a tu esposa a una cita”; “Hornéale unas galletas a tu vecino y construye un puente por donde el evangelio pueda pasar”; “Invierte más tiempo alabándome”; “Muestra tu gratitud y aprecio a aquellos que te han estado ayudando”.

Sin duda alguna, escuchará de Dios si le pide que le hable a su corazón, y si espera silenciosamente ante Él.

Estos son los cuatro elementos para una oración eficaz: la alabanza, el arrepentimiento, pedir y ceder. Sus oraciones en verdad pueden ser eficaces si se compromete a seguir estos cuatro principios. Así es como debería orar.

Related
La oración, nuestra prioridad
Dr. Charles Stanley
Jesús toma el control
Andrés Corson
No recibo respuestas de Dios
Luis Palau
Siendo enseñados por el Espíritu Santo
Primeros15
Dios, la oración y el corazón
Wendy Bello
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple