;

¿Cómo reaccionas cuando te enfadas?

Description

La ira no solo te puede hacer perder el control, sino la paz y hasta el tiempo.

Imagínate: estás en la autopista. La carretera es bonita, está despejada, y vas escuchando tranquilamente las canciones del último álbum de tu artista favorito. Todo va bien. De repente, otro conductor aparece de la nada, te adelanta y se pone justo delante de ti, obligándote a pisar el freno para evitar chocar con él. ¿Cuál es tu reacción?

- Perdonas y olvidas rápidamente lo que ha pasado

- Te enfadas pero decides dejarlo ahí, y te pones a pensar en otra cosa.

- Te enfadas, te pones nervioso, y empiezas a pensar en qué podrías hacer para vengarte: tocar el claxon, perseguir al coche de delante para tratar de adelantarle… Le das vueltas y vueltas a la situación hasta que llegas a tu destino, y al día siguiente sigues enfureciéndote cada vez que piensas en ello.

Déjame decirte algo importante: La ira es una ladrona. Te roba la paz, y te roba el tiempo. Sólo tienes una vida, y no tienes tiempo que perder. La Biblia dice: “No se ponga el sol sobre vuestro enojo, ni deis lugar al diablo” (Efesios 4.26-27)  

Quizás me digas “¡Eric, no lo puedo evitar! No soy Dios. Me toca la moral, y no es fácil que se me pase ese enfado...”

Es cierto, sin la ayuda de Dios es muy difícil. ¡Pero con Él todo es posible! Su Espíritu puede ayudarte a encontrar la paz. Así, cuando sientas que tu corazón se embala, presenta simplemente tus emociones al Señor, y recibe Su paz. ¡Verás cómo serás capaz de controlar el enfado en tu vida!

¡Sé bendecido(a), querido(a) amigo(a)!

¡Gracias por existir!

Eric Célérier

Related
Límites que conducen a la plenitud (Parte 1)
Sixto Porras
Elija amar
Bayless Conley
Palabras desmedidas
Sixto Porras
Mansos y astutos
Pastor Mao
No dejes que la ira se instale en tu vida
Un Milagro Cada Día
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple