¿Cómo reaccionas cuando te enfadas?

Description

La ira no solo te puede hacer perder el control, sino la paz y hasta el tiempo.

Imagínate: estás en la autopista. La carretera es bonita, está despejada, y vas escuchando tranquilamente las canciones del último álbum de tu artista favorito. Todo va bien. De repente, otro conductor aparece de la nada, te adelanta y se pone justo delante de ti, obligándote a pisar el freno para evitar chocar con él. ¿Cuál es tu reacción?

- Perdonas y olvidas rápidamente lo que ha pasado

- Te enfadas pero decides dejarlo ahí, y te pones a pensar en otra cosa.

- Te enfadas, te pones nervioso, y empiezas a pensar en qué podrías hacer para vengarte: tocar el claxon, perseguir al coche de delante para tratar de adelantarle… Le das vueltas y vueltas a la situación hasta que llegas a tu destino, y al día siguiente sigues enfureciéndote cada vez que piensas en ello.

Déjame decirte algo importante: La ira es una ladrona. Te roba la paz, y te roba el tiempo. Sólo tienes una vida, y no tienes tiempo que perder. La Biblia dice: “No se ponga el sol sobre vuestro enojo, ni deis lugar al diablo” (Efesios 4.26-27)  

Quizás me digas “¡Eric, no lo puedo evitar! No soy Dios. Me toca la moral, y no es fácil que se me pase ese enfado...”

Es cierto, sin la ayuda de Dios es muy difícil. ¡Pero con Él todo es posible! Su Espíritu puede ayudarte a encontrar la paz. Así, cuando sientas que tu corazón se embala, presenta simplemente tus emociones al Señor, y recibe Su paz. ¡Verás cómo serás capaz de controlar el enfado en tu vida!

¡Sé bendecido(a), querido(a) amigo(a)!

¡Gracias por existir!

Eric Célérier

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Palabras desmedidas
Sixto Porras
Espíritu de división
Andrés Corson
Mansos y astutos
Pastor Mao
No dejes que la ira se instale en tu vida
Un Milagro Cada Día
La ira es una mala consejera
Un Milagro Cada Día
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple