¿Cómo me libro del alcoholismo?

Description

La llenura del Espíritu Santo nos libra de esta y cualquier otra esclavitud.

“Sr. Palau:

He asistido a Alcohólicos Anónimos y allí me han informado que usted siempre habla muy bien de la organización y que la recomienda en todos los países. Pero quiero preguntarle, ¿de dónde proviene el alcoholismo y cómo puedo liberarme enteramente de esta plaga que tanto ha arruinado mi hogar?

Respuesta:

Mi estimado caballero, estoy sufriendo con usted y luchando en mi alma para que Dios me ayude a ser de bendición para su vida. Hay millones y millones de alcohólicos en todo el mundo. Es una crisis de la salud mundial con proporciones alarmantes y solamente el cáncer y los paros cardíacos matan más gente que el alcoholismo. Qué pena, porque éstos prácticamente no pueden evitarse, pero el alcoholismo sí. El alcoholismo reduce de 10 a 12 años la expectación de vida en un ser maduro.

En muchos hospitales del mundo uno de cada seis pacientes está allí por causa del alcoholismo. Y dicen las Naciones Unidas que de cada tres suicidas, uno es alcohólico. Y si también es cierto que de los divorcios, uno de cada cinco provienen del alcoholismo, entonces, ¿no debemos de una vez y por todas maldecir este flagelo de la raza humana?

La paradoja del alcohol es que, aunque nos ofrece emoción, trae tristeza. Aunque nos ofrece satisfacer la sed, produce necesidad de beber más. Aunque nos libra de nuestras inhibiciones, sin embargo, nos hace esclavos. Sí, porque el vino es burlador, dice el sabio Salomón.

El alcohol es una droga que puede producir daño permanente en los órganos físicos. Cuando el alcoholismo se puede diagnosticar con suficiente tiempo, entonces sus efectos patológicos pueden tratarse y quizás frenarse. Según Alcohólicos Anónimos una vez que una persona es alcohólica, lo es para siempre. Ningún alcohólico puede volver a beber normalmente. O toma del todo y arruina su plan, o deja por completo de tomar.

Conozco a centenares de hombres y mujeres que fueron alcohólicos y terminaron por completo y no han deseado más la bebida. Han sido libres para siempre. "No se embriaguen ustedes con vino, porque es peligroso para el alma; mas bien estén llenos del Espíritu Santo y dejen que Él los guíe" (Efesios 5:18). Así dice Dios, nuestro Creador, en Su Palabra la Biblia.

¿Sabía usted que cuando una persona es llena del Espíritu Santo tiene ciertos efectos que se asemejan en un sentido a los del alcoholismo? Hay alegría, euforia, entusiasmo, gozo, emoción, hay un sentimiento de gran paz interior. Y recibimos el Espíritu Santo cuando le abrimos el corazón a Cristo. Si usted lo hace, Él le dará el Espíritu Santo y usted podrá tener toda la euforia que el alcohol jamás le podría dar. 

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Sin ceder a la debilidad
Dr. Charles Stanley
Así lo veo yo (Parte 3): Las apariencias engañan
Juan Vereecken
Nacido Para Correr (Pate 1)
Ravi Zacharias
Límites que conducen a la plenitud (Parte 1)
Sixto Porras
El primer paso hacia la libertad
Bayless Conley
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple