Cómo los problemas te pueden hacer mejor, no peor

Description

El naufragio de Pablo nos enseña tres maneras en las que no deberíamos responder en medio de un problema.

«Pablo les advirtió al centurión y a los soldados: “Si ésos no se quedan en el barco, no podrán salvarse ustedes”» Hechos 27:31 (NVI). 

La vida no es justa. Vas a tener problemas, dificultades y dolores que te harán una mejor o peor persona. Vas a crecer o vas a tirar la toalla. Te convertirás en lo que Dios quiere que seas o se endurecerá tu corazón. Tienes que decidir cómo vas a responder a los tiempos difíciles de tu vida. ¿Cómo vas a manejarlos? 

Cuando atraviesas esos tiempos de dificultad, lo que pasa contigo no es tan importante como lo que pasa dentro de ti. Eso es lo que te llevas contigo a la eternidad – no las circunstancias sino tu carácter. 

En Hechos 27, aprendemos tres maneras en las que no deberías responder: 

1. No vayas a la deriva. “El barco quedó atrapado por la tempestad y no podía hacerle frente al viento, así que nos dejamos llevar a la deriva”, Hechos 27:15 (NVI). El barco que llevaba a Pablo y a otros prisioneros a Roma estaba en medio del mar Mediterráneo y no habían visto el sol en 14 días, así que no podían orientarse y dejaron que el barco fuera a la deriva. 

Cuando enfrentan dificultades, algunas personas dejan que su vida vaya a la deriva. No tienen metas, propósitos, ambición o un sueño para sus vidas. El problema es que vas cuesta abajo. La vida no es una playa. La vida es difícil. No pierdas tu ambición o tu sueño solo porque la vida se pone dura. 

2. No Descartes. “Al día siguiente, dado que la tempestad seguía arremetiendo con mucha fuerza contra nosotros, comenzaron a arrojar la carga por la borda”, Hechos 27:18. Los hombres que estaban a cargo necesitaban aligerar el barco, así que arrojaron la carga por la borda, después los aparejos y la comida. Descartaban cosas que necesitaban porque la tormenta era muy fuerte.

Cuando entras en una tormenta y el estrés se torna insoportable, tienes la tendencia a abandonar tus valores y relaciones que, en tiempos mejores, no dejarías. Dices, “Abandono mi matrimonio. Abandono mi sueño de ir a la universidad”.

Dios dice, “Quédate en el barco”. ¿Alguna vez has dicho “El divorcio no es una opción para nosotros, haremos que funcione”? Si no lo has hecho, siempre estarás tentado a irte. Si no arrojas la llave, nunca desarrollarás el carácter que Dios desea que tengas. Dios puede cambiar situaciones y personalidades. Él puede cambiarte. Pero no lo hará si estás siempre abandonando el barco. He aprendido por experiencia que nunca es el deseo de Dios que salgas corriendo frente a una situación difícil. Dios quiere que aprendas, crezcas y te desarrolles. Quédate ahí. 

3. No te desesperes. “Perdimos al fin toda esperanza de salvarnos”, Hechos 27:20. Después de 14 días en total oscuridad, habiendo arrojado la carga, los aparejos y la comida, los pasajeros finalmente perdieron la esperanza. Pero ellos habían olvidado una cosa: aún en la tormenta, Dios está en control. Él no te ha dejado. Tal vez no lo sientas, pero si te sientes lejos de Dios, ¿adivina quién se rindió?

Dios está contigo en la tormenta y te ayudará a través de ella. Te está probando para ver si confías en Él. ¿Vas a pasar el examen?

Reflexiona sobre esto: 

- ¿Confías en que Dios está contigo en la tormenta? ¿Cómo demuestras tu confianza?

- ¿Qué situación difícil has estado esperando que Dios cambie?

- ¿Cómo Dios podría estar esperando que tú cambies en lugar de cambiar la situación? ¿Cómo vas a responder?


Para más recursos en español de Esperanza Diaria, haz clic aquí. 

Este devocional ©2016 por Rick Warren. Todos los derechos reservados. Usado con permiso.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Una vida firme
Dr. Charles Stanley
¡No te des por vencido!
Pastor Rick Warren
Escudo de la fe: protección que el dinero no puede comprar
Pastor Rick Warren
Dios entiende que no puedes cambiar de la noche a la mañana
Pastor Rick Warren
Ganando la guerra en tu interior
Pastor Rick Warren
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple