Cómo amar a nuestras madres

Description

El Dr. Stanley nos comparte cuatro maneras de respetar y amar a nuestras madres, sin importar cómo sea o es nuestra relación con ellas.

Leer 1 Corintios 13:4-7

De niños, mostrábamos amor a nuestra madre con abrazos, dibujos y mimos. Pero ahora que somos adultos, algunos no estamos seguros de cómo demostrarle amor. A veces, esto se debe a que la relación es problemática. Atender sus necesidades a medida que envejece puede ser agotador emocionalmente y requerir mucho tiempo. Quizás resentimientos o experiencias de conflictos en el pasado, de maltratos o rechazo en la niñez, han creado una barrera.

Sin embargo, a pesar de las historias del pasado y de las dificultades en el presente, no podemos ignorar el mandamiento bíblico de honrar a nuestros padres (Efesios 6:2). Permítame sugerirle cuatro maneras de respetar y amar a su madre, a pesar de lo que haya sucedido en su relación.

1. Ámela con paciencia. Todos cometemos errores. Piense simplemente en cuán paciente es Dios con usted y haga lo mismo con su madre.

2. Trátela con amabilidad. La rudeza sólo revela nuestras propias imperfecciones y en nada ayuda a su madre o mejora la relación.

3. Actúe con generosidad. Estamos llamados a seguir el ejemplo de Cristo de servir con generosidad, en vez de lo que nos convenga o resulte cómodo.

4. Recuerde que el amor requiere perdón. Guardar resentimiento no solamente nos envenena; también impide que se cultive una buena relación.

Ahora bien, todo esto suena imposible, y lo es —si Cristo no está viviendo en usted. Él sabe exactamente cómo amar a su madre. El Señor le guiará y le dará el poder para responder como Él lo haría, si le da el control de su vida.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Fundamentos de vida
El Lugar de Su Presencia
Una amistad que transforma
Aviva Nuestros Corazones
¿Cómo tomar decisiones difíciles?
Aviva Nuestros Corazones
Autoridad no es una mala palabra
Aviva Nuestros Corazones
Familia del Futuro (Parte 3): Lo que Tenemos en Común
Roberto Bautista
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple