;

Brillen como estrellas (Parte 3)

Description

El poder para cambiar nuestras actitudes y nuestra vida debe venir primero de Dios.

Las estrellas de Dios creen Sus palabras

No lo puedo culpar si no se siente como una estrella en la vida. No lo puedo culpar si tiene el temor de que no solo no es una estrella, sino que está emitiendo un rayo de luz espiritual tan débil que a duras penas se podría calificar como una tenue luz de linterna.

Pero Dios no ve que eso sea un obstáculo grave. De hecho, parece que Él hace Su mejor obra con personas débiles y pequeñas, o que están pasando por situaciones de conflicto y pérdida en la vida. Después de todo, el poder para cambiar nuestras actitudes y nuestra vida debe venir primero de Él.

Dios eligió a dos humildes mujeres que vivían en la tierra de Israel para que fueran las madres del más grande de los profetas en el mundo (Juan el Bautista) y del único salvador del mundo (Cristo Jesús).

“Exclamó a gran voz: [Elisabet]: Bendita tú [María] entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre. Bienaventurada la que creyó, porque se cumplirá lo que le fue dicho de parte del Señor” (Lucas 1:42,45).

Nunca le diga a Dios lo que Él no puede hacer. Cuando Él dice que usted tiene un gran valor y un propósito importante en la vida, no discuta. Créale. Es la verdad.

Related
Dios y mis enemigos
Mark Jeske
Sométase al gobierno
Mark Jeske
Él está lleno de compasión
Mark Jeske
El dolor tiene límites
Mark Jeske
La pasión
Mark Jeske
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple