;

Brillen como estrellas (Parte 24)

Description

Una guerra no se gana venciendo todas las batallas, sino perseverando hasta el final sin dejar de creer.

Las estrellas de Dios nunca se rinden

La resistencia aliada que luchaba contra los ejércitos Nazis que se desplegaban en Bélgica había colapsado. En junio de 1940 parecía que toda Europa iba a caer. Winston Churchill había sido primer ministro británico solo durante un mes, pero unió a todo el pueblo con las palabras que pronunció en la Cámara de los Comunes: “Lucharemos en las playas, en las pistas de aterrizaje, en los campos, en las calles y en las colinas. Nunca nos rendiremos”. Y no lo hicieron. Los aliados prevalecieron.

Satanás es un adversario mucho más formidable que Hitler, pero también puede ser derrotado. ¡Nunca se rinda! Cristo Jesús ha aplastado el poder que tenía Satanás sobre nosotros y nos da la fuerza, por medio del Espíritu Santo, para decirle no a la tentación de rendirnos.

No importa lo grandes que sean nuestras pérdidas, heridas, pecados y fracasos; los que perseveran en la fe en Jesús heredarán todo al final. Santiago dice que esa espléndida fortaleza es “soportar”. “Bienaventurado el hombre que soporta la tentación, porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida que Dios ha prometido a los que lo aman” (Santiago 1:12).

El hecho de que usted sea una estrella cristiana no significa que nunca va a caer; significa que nunca deja de creer en Jesús.

Related
Un esclavo para otros
Mark Jeske
Emmanuel: Dios con nosotros
Mark Jeske
Usted puede entender su mensaje
Mark Jeske
El quebrantamiento de la adicción
Mark Jeske
Dos oídos, una boca
Mark Jeske
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple