;

Brillen como estrellas (Parte 18)

Description

El Señor nos llama a revaluar la imagen que tenemos de nosotros mismos y la mejor forma es sirviendo.

Las estrellas de Dios viven como siervos

¿Es usted un consentido? Quiero decir, ¿es usted a quien consienten? ¿Le gusta el manicure, la pedicura, los masajes, los saunas o hidromasajes y el servicio a la habitación con deliciosos chocolates en la almohada? ¿A quién no le gusta que lo esperen y lo mimen?

Pero una cosa es disfrutar de ello en ocasiones especiales y otra es adoptar en la vida una actitud en la que se ve a las otras personas sólo en términos de lo que puedan hacer por MI. El pecado que hay dentro de cada uno de nosotros nos llena de egoísmo, nos lleva a usar a los otros en lugar de servirles.

El Señor Jesús lo llama a que revalúe la imagen que tiene de usted mismo, lo invita a que se alegre viéndose como un siervo (como Él) y haciendo que la vida de los demás sea mejor.

Pocas horas antes de morir, Jesús les aplicó un poco de "terapia de siervo" a Sus discípulos: “Pues si yo, el Señor y el Maestro, he lavado vuestros pies, vosotros también debéis lavaros los pies los unos a los otros, porque ejemplo os he dado para que, como yo os he hecho, vosotros también hagáis” (Juan 13:14,15).

El servicio a los demás es el camino de Dios para su vida. Es la verdadera forma de adoración, la auténtica alegría y la satisfacción personal. ¿Recuerda cuál es el más alto elogio que hará el Rey el día del juicio? ¿Es acaso “Bien hecho, poderoso y adinerado príncipe"? No, es “Bien hecho, siervo bueno y fiel”.

Related
Dios y mis frustraciones
Mark Jeske
Perseverancia en los tiempos de pérdida
Mark Jeske
Dinero y Confianza
Mark Jeske
El corazón del Padre
Mark Jeske
Dé dinero a la manera de Dios
Mark Jeske
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple